La CGT anticipa «parazo» para el jueves y el Gobierno sale a cruzarla

90
0
Compartir:

Bullrich anticipó que si hay cortes aplicará el protocolo

Comienza otra semana de protestas con acciones que precalentarán motores para el paro general. Hoy hay asambleas en los sindicatos de transporte y liberación de molinetes en el subte y mañana salen a la calle los movimientos sociales con gravísimos problemas por la falta de alimento y que también adherirán al paro de la CGT.

6 de mayo de 2024 – 00:01 – Página12

Imagen: EFE

Tras la media sanción en la Cámara de Diputados de la Ley Bases, comienza una semana de protestas de los gremios. El pico será el jueves, día del paro general convocado por la CGT, que los dirigentes prometen será de alto impacto; a modo de precalentamiento, durante la mañana de hoy los sindicatos del transporte realizarán asambleas en los lugares de trabajo (no habrá paro de transportes hoy, como se había dicho inicialmente) y el martes, será el turno de los movimientos sociales, que volverán a salir a la calle. Las universidades también se sumaron al paro general del jueves. Desde la Casa Rosada juegan a minimizar los reclamos. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, aseguró que al gobierno “no” le “importa lo que hagan” –aunque luego de avisar que si hay cortes de calle aplicará el «protocolo». El ministro del Interior y negociador de los votos con los gobernadores, Guillermo Francos, también había ninguneado las protestas sosteniendo que los paros de la CGT «tienen poca adhesión» y la opinión pública acompaña a Javier Milei.

Lunes

En el transporte, entonces, este lunes habrá asambleas en los lugares de trabajo. Pablo Moyano, secretario adjunto del gremio de Camioneros, anticipó que “las asambleas informativas van a hacerse de 7 a 11 y a traer, seguramente, demoras en los servicios». Las harán «aeronáuticos, taxistas, marítimos, portuarios, ferroviarios y seguramente muchas líneas de colectivos”.

Moyano agregó que el mensaje está destinado “a los senadores, para decirles que no aprueben la ley Bases” y “para que el gobierno entienda que este modelo económico que daña a los trabajadores y a los jubilados no va más”.

En el subte, los metrodelegados abrirán los molinetes del subte en diferentes estaciones de la red, mientras que los trabajadores estatales de la Administración Nacional de Aviación Civil también informaron que harán asambleas que podrían afectar los servicios en los aeropuertos.

Bullrich

“A nosotros no nos importa lo que hagan, vamos a seguir adelante con nuestro camino”, aseguró este domingo Bullrich sobre el paro. La ministra dijo que las protestas no importan, luego que la gente quiere trabajar y no la dejan, luego que aplicará el Protocolo cada vez que se interrumpa el tránsito. La masividad de la marcha en defensa de las universidades le impidió desplegar una represión, y el acuerdo logrado en Diputados la semana pasada la volvió inconveniente, pero conviene recordar que el 10 de abril, en una marcha por alimentos, Bullrich aplicó el protocolo y la policía, le disparó con balas de goma  a la cara a un manifestante, que perdió la visión en un ojo.

“El gobierno tiene una decisión tomada y la gente lo sabe. Se aplicará el operativo antipiquetes si hay bloqueos a accesos. Garantizamos la libre circulación, no dejamos que tomen puentes, corten rutas; nuestra decisión es clara”, remarcó este domingo la ministra.

Martes

La ley Bases comenzará a ser tratada por el Senado este martes en comisiones. Las gremios de la CGT y las CTA se oponen a la reforma laboral (que aumenta el período de prueba, elimina las multas a los empleadores que no registren a sus empleados y crea la figura del “trabajador independiente” con hasta cinco colaboradores, dando vía libre al trabajo en negro), rechazan también la reforma tributaria (por la que los sueldos volverán a tributar Ganancias), la privatización de empresas públicas (contenida en la delegación de facultades al Presidente) o su reducción y la entrega de los recursos del patrimonio (con el RIGI, el Régimen de Incentivo a las Grandes Inversiones, que de todas las medidas contenidas en la Ley Bases es la que tiene un carácter irreversible, ya que se beneficiará con exenciones impositivas por 30 años a las empresas que inviertan más de 200 millones de dólares).

El martes, por otra parte, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y el Frente de Lucha Piquetero volverán a salir a la calle con una jornada de protesta. Las organizaciones sociales también adhirieron al paro de la CGT.

Las organizaciones sociales siguen teniendo el gravísimo problema de la falta de alimentos en los comedores comunitarios. La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, continúa sin enviarles insumos. Como parte de la guerra que ha declarado a las organizaciones, reemplazó el Plan Potenciar por dos programas de tipo más asistencialista, medida con la que además congeló su monto, que dejará de actualizarse con los aumentos del salario mínimo. El gobierno de Milei está llevando una ofensiva tremenda contra los movimientos, cada mes hace nuevas bajas masivas en los planes. En abril, según denunció Dina Sánchez, de la Utep, redujo a la mitad los ingresos de 200 mil trabajadores del antiguo Potenciar.

Jueves

El secretario general de la CGT, Héctor Daer, pronosticó que el del jueves será un “parazo”, ya que “todos” los sindicatos que integran la central obrera adhieren a la medida de fuerza. También se sumaron a la huelga las dos CTA y las universidades.

La intención del gobierno es que el jueves mismo el Senado le dé dictamen favorable a la ley bases en comisión, para que sea debatido en el recinto la semana siguiente. Sin embargo, la oposición liderada por Unión por la Patria asegura que mantiene firmes 33 votos de rechazo, con que sólo le faltarían 4 votos para alcanzar los 37 necesarios para  frenarla. Un tercer camino es que algunos de los artículos sean modificados y la ley deba volver a la Cámara Baja, dilatando los tiempos.

Compartir: