LA CGT PROMETIÓ «UN PARO TOTAL DEL PAÍS»: EL 24 DE ENERO NO HABRÁ TRANSPORTE Y «SE VAN A CORTAR LAS CALLES»

232
0
Compartir:

En un masivo plenario realizado en la tarde de este miércoles, la CGT acordó manifestaciones en todo el interior para respaldar la concentración principal, frente al Congreso.

Con el objetivo de dialogar y discutir los alcances del paro nacional convocado para el 24 de enero contra el gobierno de Javier Milei, la CGT realizó esta tarde un masivo plenario, que tuvo como definición más relevante la promesa de lograr «un paro total del país».

De la reunión participaron más de 70 delegaciones regionales, el Consejo Directivo Nacional y cerca de 250 dirigentes gremiales, y se aprobaron las diferentes acciones que se ejecutarán durante la medida de fuerza.

Lo que se logró fue garantizar la adhesión de todo el interior del país para presionar a los diputados y senadores que ayer comenzaron con el tratamiento de la Ley Ómnibus que envió al Colngreso el Ejecutivo el mismo día que la CGT se manifestaba frente a Tribunales en rechazo del DNU de Milei.

La CGT espera «una paralización total»

En el plenario de este jueves, a 14 días de la medida de fuerza, se decidió que las regionales de la central obrera hagan manifestaciones en cada una de las ciudades del territorio nacional, más allá de que el epicentro de la jornada de protesta estará en el Congreso nacional.

Daer dijo que «se van a cortar las calles, porque esperamos una cantidad de gente importante».En el plenario también se confirmó que se paralizarán las actividades y los servicios, por lo que no estarán operativos los diferentes medios de transporte, lo que incluirá a las aerolíneas como así también todos los puertos del país. «Se espera una paralización total de la Argentina», señalaron desde la CGT.

Y explicaron que «el diálogo y el consenso es una herramienta de la política, pero cualquiera de esas instancias no puede hacerse a espaldas del pueblo trabajador. Y con más razón aquellos representantes que provienen del campo nacional y popular».

Durante la cumbre, cada regional reflexionó sobre la actual crisis del país, que trae como consecuencias la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y la disminución de fuentes de trabajo actuales y a futuro.

También se rechazaron aquellos aspectos de la Ley Ómnibus que -según entienden los gremios- van contra la soberanía del país, los derechos laborales, el derecho de libre expresión y protesta, el modelo sindical argentino y las prestaciones de salud y previsionales.

Por otra parte, se repudió la criminalización de la protesta social como método represivo de un plan de ajuste económico del actual gobierno.

Daer advirtió que «las calles se van a cortar»

Por último, la dirigencia cegetista confirmó que se llevarán adelante reuniones con los legisladores representantes de cada jurisdicción provincial, a los fines de que acompañen con el voto lo que se mantiene con el discurso comprometido en cada lugar desde donde provienen.

«Vamos a llenar de trabajadores cada uno de los puntos del país», aseguró el cotitular de la CGT, Héctor Daer. Y consultado sobre cómo convivirán con el protocolo «antipiquetes», dijo que «eso es un problema y un invento de ellos (por el Gobierno). Nosotros le vamos a notificar que vamos a hacer un acto en la plaza del Congreso».

Y adelantó que «seguramente las calles se van a cortar, porque esperamos una cantidad de gente importante».

También señaló que «le vamos a pedir disculpas a los legisladores porque los oradores le van a dar la espalda, porque vamos a mirar a los compañeros y compañeras que vengan».

Pero les avisó: «Vamos a ir al Congreso a apoyarlos para que tengan el respaldo de todo el pueblo argentino, y para que tomen las decisiones que vayan a favor de la patria y el pueblo trabajador».

Fuente: gestionsindical.com
Compartir: