“La solución no es prohibir los vuelos cortos, sino la descarbonización”

145
0
Compartir:

ADVERTENCIA DE ALA

Posible trasvase de pasajeros a París o Frankfurt si el Gobierno implanta esta medida.

Actualizado 11 enero, 2024 || Por R. P.
Nuevo aviso del sector aéreo ante la incertidumbre sobre el futuro de los vuelos cortos en España. El presidente de ALA, Javier Gándara, alerta que el plan del tándem PSOE-Sumar de introducir límites en aquellos con alternativa ferroviaria desviaría ese tráfico hacia otros grandes aeropuertos europeos.

“Prohibir estos vuelos no solo aumentaría las emisiones, sino que también perderíamos competitividad en nuestros ‘hubs’, derivando a los pasajeros a otros ‘hubs’ europeos como los de París o Frankfurt. La solución no es la prohibición, sino la descarbonización”, avisa.

En este sentido, explica que la mayoría de los pasajeros de vuelos domésticos son viajeros en conexión con destinos internacionales. Además, señala que las rutas aéreas que podrían verse afectadas (Madrid, Barcelona, Alicante, Sevilla, Málaga y Valencia) representan solo el 0,9% de las emisiones de CO2 de todos los vuelos en España.

Así, no entiende una intervención para reducir o suprimir rutas con alternativa ferroviaria, ya que “se ha producido un trasvase natural del avión al tren, que abarca entre el 80% y 90% del mercado en las rutas de Alta Velocidad”.

Para el directivo, la solución pasa por la colaboración público-privada y el apoyo a soluciones de vanguardia que contribuyan a alcanzar la descarbonización. Cita dos ejemplos como son el Cielo Único Europeo, “con el que se ahorrarían hasta 18 millones de toneladas de CO2 al año en el conjunto de Europa”, o la utilización del combustible SAF, que “permite reducir el 80% de las emisiones de CO2 en el ciclo de vida del combustible”.

“La sostenibilidad es el principal desafío actual y futuro de la aviación. Estamos comprometidos en alcanzar emisiones netas cero para 2050 con una hoja de ruta que incluye el uso de combustibles sostenibles y la optimización de la gestión del tráfico aéreo, entre otras medidas”, sentencia. Sin embargo, recuerda que “esa transición no la podemos hacer solos, necesitamos la colaboración de diversos actores más allá de la industria aérea”.

Compartir: