La CGT y la CTA cuestionaron en el Senado los proyectos de Milei: “Legaliza el fraude laboral”

56
0
Compartir:

Los jefes de las centrales obreras fueron los primeros en exponer en el plenario de comisiones de la Cámara alta que discute los dos principales paquetes de desregulaciones del Gobierno. Cuestionaron la reforma laboral, la restitución del impuesto a las Ganancias, el RIGI y el blanqueo de capitales. Un senador libertario los criticó por el paro.

13 de mayo de 2024 16:56h Actualizado el 13/05/2024 17:51h

La CGT y la CTA descargaron fuertes críticas a la ley Bases y el paquete fiscal de Javier Milei que el Senado discute en comisiones como paso previo a su votación en el recinto. Los líderes de las principales centrales obreras Héctor Daer y Hugo Yasky fueron los primeros invitados en la jornada de este lunes que abrió el tratamiento legislativo a voces por fuera del Congreso. Los jefes sindicales apuntaron principalmente sobre la reforma laboral oficialista, pero también otros ítems polémicos en los proyectos, como la restitución del impuesto a las Ganancias, el régimen de grandes inversiones (RIGI) y el blanqueo de capitales, ya muy cuestionados por senadores hasta del PRO y la UCR.

El rechazo a la ley Bases del dúo Lousteau-Tagliaferri perjudica más al Gobierno que el paro de la CGT.

“Aparece una figura inédita que convierte a trabajadores en colaboradores”, comenzó su intervención Daer, quien desmembró el artículo 93 de la reforma laboral que ya tuvo media sanción de Diputados. “Los estamos deslaboralizando. Los llevamos de la formalidad a una informalidad legal, esto es lo más grave que tiene este proyecto de ley”, cuestionó Daer sobre la posibilidad de que una persona pueda tener hasta 5 colaboradores. “Legaliza el fraude laboral”, lo completó Yasky.

Según las centrales obreras, actualmente existen unas 409 mil empresas PyMEs que tienen menos de cinco trabajadores que podrían quedar abarcadas con la reforma laboral. Serían unos 600 mil trabajadores que podrían entrar en el régimen que estipula la ley.

Daer y Yasky también criticaron sobre la reforma laboral la posibilidad del despido por descriminación, así como el fondo de cese siguiendo el modelo de la UOCRA y el destino incierto de los empleados públicos a partir de la habilitación de disolución de un sinfín de organismos públicos como prerrogativa de los superpoderes que tendría el Presidente. Yasky apuntó que el proyecto oficialista busca “va en contra del artículo 14 bis” de la Constitución Nacional, que versa sobre los derechos laborales.

“La reforma viola el principio de estabilidad laboral. La actividad sindical puede ser considerada discriminatoria”, planteó el jefe de la CTA. “La disponibilidad del empleo público rompe con los preceptos constitucionales cuando habla de la disolución de entes”, recogió el titular de la CGT, quien pidió que “no se suprima bajo ningún punto de vista” el Banco de Datos Genéticos. En ese punto también criticó la privatización de algunas empresas estatales que tendría a disposición Milei, desde Aerolíneas Argentinas a Canal 7 y Radio Nacional: “Nada se habla de qué va a pasar con los servicios y con los trabajadores”.

Además de la cuestión laboral, los jefes sindicales fueron muy críticos del blanqueo de capitales y del RIGI, puntos del paquete fiscal que la semana pasada fueron impugnados en sus discursos por los senadores Guadalupe Tagliaferri (PRO) y Martín Lousteau (UCR). El RIGI estipula importantes concesiones impositivas para las inversiones desde US$ 200 millones para sectores como el petróleo, minería, litio y agricultura. “Que los inversores no tengan que hacerse cargo de la cadena de valor de suministros y que sólo favorezca una cuestión extractiva no es el mejor camino. Argentina tiene los metales estratégicos que necesita el mundo, y van a venir con ley o sin ley a explotarlos”, advirtió Daer.

“Nos convertiremos en un enclave extractivo”, alertó Yasky. En los mismos términos expuso sobre el blanqueo de capitales que no exige grandes condicionantes: “Convertimos a la Argentina en un enclave que le tiende la alfombra roja a los narcotraficantes”, dijo el líder de la CTA.

La jornada de oradores externos que comenzó este lunes significó para el oficialismo tener que posponer la firma de dictamen de sus dos proyectos. La intención de La Libertad Avanza era remitir las iniciativas de las comisiones de Presupuesto, Asuntos Constitucionales y Legislación General al recinto el jueves pasado para que se vote esta semana. Pero con el llamado a invitados para este lunes  y martes, y ante la visita del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, para el miércoles, el oficialismo buscará tener dictamen el jueves y sancionar la semana próxima. La lista de expositores está dividida en 14 llamados y tiene como invitados a distintos sindicalistas, periodistas y diputados provinciales, entre otros.

La exposición de Daer y Yasky terminó casi en escándalo cuando el senador libertario Ezequiel Atauche (Jujuy) los espetó directamente por los dos paros convocados en lo que va de la gestión de Milei. “¿Entre 2019 y 2023, dónde estaban escondidos? Nos hicieron un paro a los 45 dias y a los 5 meses”, les reprochó el legislador a los sindicalistas. Daer amenzó con levantarse y discutió con Atauche: “No voy a aceptar que me falte el respeto. La huelga es un ejercicio de la democracia cuando hay una agresión”.

Yasky y Daer, a la izquierda, en el planario de comisiones del Senado que discute la ley Bases y el paquete fiscal. Prensa SenadoMC/JJD

eldiarioar.com

Compartir: