La low cost Norwegian también tendrá sindicato propio

71
0
Compartir:

08/01/2019 18:34 – TiempoAR.com.ar (Tier 3) – Nota –  

Después de la autorización a los trabajadores de Flybondi se espera el visto bueno para un gremio exclusivo de los empleados de la otra empresa clave de la llamada «Revolución de los Aviones». Los sindicatos combativos estudian los pasos a seguir. Y el resto del  mercado también.
Por Martín Ferreyra
8 de Enero de 2019
Los trabajadores de la aerolínea low cost Norwegian están a la espera de la confirmación de su sindicato propio, paralelo a los que ya existen en el mercado aeronáutico.
Así lo solicitaron días atrás al Ministerio de Producción y Trabajo y por estas horas aguardan el visto bueno de las autoridades, en especial después de que este martes habilitaron la Asociación Sindical de Trabajadores de Flybondi Líneas Aéreas.
Tiempo confirmó la información con fuentes del ámbito empresario y con referentes del sector gremial.
Las fuentes contaron que la organización se encuentra en estado transitorio a la espera de la autorización definitiva y que el proceso de la elección de las autoridades formales se empezará a desarrollar una vez que el gobierno apruebe la iniciativa.
También se pudo averiguar que el promotor central del gremio de los trabajadores de Norwegian es Alejandro Botana, ex secretario General de la Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), una organización gremial que es parte del grupo de los Sindicatos Aeronáuticos Unidos, que se destaca en la oposición a la política aerocomercial del gobierno de Mauricio Macri y su llamada Revolución de los Aviones.
Para integrarse a Norwegian, además de renunciar a su cargo en UALA el piloto Botana también debió rescindir su vínculo con la aerolínea estatal Austral, parte clave del Grupo Aerolíneas, al que los gremios confrontativos señalan como el principal perjudicado por la política de apertura del mercado que propicia Cambiemos.
Este martes en el Boletín Oficial el gobierno publicó la Resolución 4/2019 que autorizó a la empresa Flybondi a tener su propio sindicato. Voceros de la empresa contaron a Tiempo que al sindicato le resta cumplir algunos pasos administrativos para comenzar con una agenda de reuniones.
La noticia cayó mal entre los gremios tradicionales. Una fuente señaló a este medio que inicialmente el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, prometió que la incorporación de las low cost no afectaría las condiciones laborales de los empleados: Aseguró que se daría con trabajadores sindicalizados, pisos salariales acordes al mercado, marco convencional y piso de tarifas mínimas para que no haya competencia desleal.
Sin embargo, a la luz de las novedades, en el mundo gremial prima la percepción de que el gobierno rompió todos los acuerdos a partir del caso Flybondi, que evidentemente es la punta de lanza para un modelo diferente.
Tanto los Sindicatos Aeronáuticos Unidos como la Asociación de Aeronavegantes, el único gremio que quedó por fuera de ese armado, analizan por estas horas la posición a tomar de manera formal frente al avance de estas nuevas entidades representativas exclusivamente de los trabajadores de las low cost.
El gobierno mantiene una relación conflictiva con los gremios tradicionales que tiene su eje fundamental en el peso de las organizaciones en Aerolíneas Argentinas y Austral, un grupo que todavía ostenta la posición dominante en el mercado argentino.
No obstante, en el ámbito local operan otras empresas privadas que no pertenecen al modelo de bajo costo, entre ellas importantes jugadores de la región como Latam. La opinión de esas empresas todavía no se conoce pero promete tela para cortar.

 

Compartir: