Los bloques dialoguistas buscan alternativas sobre privatizaciones y otros ejes aún no resueltos

134
0
Compartir:

31/01/2024 Perfil.com – Nota

Daniela Mozetic

El polémico listado original planteado por el Gobierno ya sufrió recortes y quedaron afuera empresas como YPF mientras que otras como el Banco Nación solo serían susceptibles de una venta parcial de acciones. Sin embargo, todavía no están los votos.

El capítulo de las privatizaciones, uno de los más cuestionados desde la presentación de la Ley de Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos, no cuenta por el momento con los votos necesarios para su aprobación en particular y esto tiene que ver en buena parte con los interrogantes que se mantienen en los bloques dialoguistas, sobre todo dentro del radicalismo.

Con respecto al texto original en el que figuraban 40 empresas susceptibles de ser privatizadas, LLA hizo un primer tamiz del que quitó por completo a YPF y habilita la venta parcial de acciones del Banco Nación, de Arsat y de Nucleoeléctrica lo que significaría que el Estado mantendría la porción mayoritaria.

Sin embargo, esta poda no convence a un sector de los diputados que ya comprometieron su voto en general pero que no están dispuestos a poner su voluntad en particular. Es así que en las últimas horas se comenzó a mirar en detalle una propuesta más reducida que realizó la Coalición Cívica en su dictamen de minoría, que lleva a 17 la lista final de empresas susceptibles de ser privatizadas, y la condición de que el resto que queda en manos del Estado debe «regirse por principios de buen gobierno, estándares de transparencia y criterios de eficiencia».

Si bien no menciona allí ninguna injerencia del Congreso en su control, sí pone el foco en la necesidad de equilibrar las cuentas de las empresas en cuestión. Entre ellas mencionan Correo Argentino, Radio y Televisión Argentina, Télam, Contenidos públicos, Corredores Viales, Aerolíneas Argentinas, Belgrano Cargas; Intercargo, entre otros. También figuran Servicio de Radio y Televisión de la UNCórdoba y Radio Universidad Nacional del Litoral, dos empresas que también podrían quedar afuera de la nómina por el fuerte rechazo de parte de las provincias en cuestión.

Dentro del radicalismo, s e mantienen los cuestionamientos a la posibilidad de privatizar tantas empresas , contrario a los conceptos históricos del partido. Es por eso que un sector se mantiene firme en la negativa mientras el grupo más cercano al Gobierno, referenciado en el grupo Malbec está explorando posibilidades para poder aprobar al menos una lista reducida.

Por el momento, el PRO se encuentra decidido a acompañar el proyecto en su totalidad, pero fuentes partidarias manifestaron en las últimas horas que se mantienen abiertos los canales de negociación para pulir lo más posible la versión final, sin poner en riesgo la media sanción.

En el inicio de la sesión el titular de la Comisión de Presupuesto José Luis Espert dijo que «hay un listado de privatizaciones que van a ser al 100% y otras a menos del 100%», aunque uno de los referentes de LLA Carlos D’Alessandro reconoció las dificultades para la aprobación del anexo y señaló: » Yo creo que los acuerdos de las privatizaciones no se han llegado a lograr y lo vamos a poder seguir discutiendo durante marzo».

Otro de los puntos que está bajo revisión de varios de los espacios que decidieron votar en general tiene que ver con la modificación de la Ley de Glaciares que elimina los presupuestos mínimos de conservación del ambiente y abre la puerta a la explotación minera en zonas que hasta el momento no está permitida.

No vamos a votar la delegación de facultades, nunca lo hicimos.
El presidente Milei va a tener que convivir con un Congreso en minoría. Cuentan con nosotros para destrabar burocracias y privilegios.
No es todo o nada, es todos los días un poco y la batalla es infinita. pic.twitter.com/Y5WDXhNWXI

También sigue estando en el ojo de la tormenta la delegación de facultades pedidas por el presidente Javier Milei, que también fueron recortadas respecto a la versión original pero que tampoco terminan de convencer a aliados. De las 11 facultades delegadas contempladas en el proyecto original, pasaron a ser 9 con la eliminación de la fiscal y la previsional, ante la decisión de quitar todo el tramo impositivo y financiero y también de dejar para más adelante la discusión de una nueva fórmula jubilatoria.

Compartir: