Marc Stanley destacó el potencial de Vaca Muerta para “estabilizar la economía” y evitó hablar de política interna

146
0
Compartir:

El embajador estadounidense dio un discurso en la cenal anual del Centro de Estudios Americanos; agenda de género y LGTB+ y las posibilidades de Argentina a partir de la guerra en Ucrania, los pilares de su discurso

Luego del revuelo que desató en parte del oficialismo con su llamado a avanzar en acuerdos políticos, el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Marc Stanley, ofreció anoche un discurso que se enfocó en las potencialidades del país, el rol que puede representar Vaca Muerta en la “estabilización económica” del país y en las coincidencias entre la Casa Rosada y Washington en materia de políticas de género y derechos LGTB+.

La exposición de Stanley fue en el marco de la cena anual organizada por el Centro de Estudios Americanos (CEA), en el hotel Alvear Palace, en el barrio Recoleta. Stanley, que fue galardonado por la CEA, se manifestó “honrado” de estar allí, ante un público que reunió a políticos, sindicalistas, jueces y empresarios.

El diplomático habló de los “profundos lazos” que unen a ambos países, se refirió al potencial de Vaca Muerta y las posibilidades que se le abren a Argentina, en materia de producción de alimentos, ante la situación desatada por la invasión de Rusia a Ucrania, además de la importancia de la agenda de género de ambos países y los avances en materia de derechos LGBT+.

En su discurso Stanley recordó la donación de vacunas que hizo Estados Unidos “para el pueblo argentino” en la lucha contra el Covid y dijo que la relación económica entre ambos países puede ser “potencialmente mucho más amplia”.

La última aparición pública de Stanley fue en el Council of the Americas, donde dijo: “Mi sugerencia, como alguien que ama la Argentina y ve su potencial, es que tienen que trabajar en los acuerdos desde ahora, no esperen 16 meses. Tienen el insumo y el mundo tiene la demanda. Este es el momento para hacerlo”.

Su frase despertó críticas desde diferentes terminales del oficialismo. “Empecemos por casa para hacer coaliciones. Es muy fácil opinar desde afuera sobre otro país”, sostuvo la portavoz del Gobierno, Gabriela Cerruti. “Tranquilo, Marc Braden”, reaccionó el ministro bonaerense Andrés “Cuervo” Larroque, en referencia al embajador estadounidense en tiempos de Juan Domingo Perón, Spruille Braden. El canciller Santiago Cafiero adhirió al tuit del secretario general de La Cámpora.

Con otro tono, Stanley apuntó este martes a los distintos potenciales del país. Dijo que Estados Unidos “es uno de los inversores más antiguos de la Argentina”, que por la guerra en Ucrania “puede ayudar a alimentar el mundo y a través de eso recobrar su crecimiento”.

En otro de los pasajes de su discurso, Stanley habló de la agenda de género y de derechos LGTB: “Como Argentina, el gobierno estadounidense está profundamente comprometido en cuestiones como diversidad, inclusión, acceso”. Y agregó: “Estoy muy feliz que vamos a recibir a una referente, Jesica Stern (enviada de Joe Biden para los derechos LGBT+), para participar en la conferencia de derechos que va a ser desarrollada acá en Buenos Aires”.

Entre los invitados estaban miembros de la oposición como la titular del Pro, Patricia Bullrich; el senador Luis Naidenoff; los diputados Mario Negri, Juan Manuel López y Luciano Laspina; el secretario del Gobierno porteño, Fernando Straface; el exembajador argentino en Estados Unidos José Bordón y la exrepresentante argentina ante la OEA Paula Bertol, además del exministro de Producción Dante Sica.

Por parte del oficialismo estuvo Ignacio de Mendiguren, titular de la secretaría de Producción, como único representante del Gobierno. En tanto que también asistió Facundo Moyano y el exsecretario de Comercio Interior del kirchnerismo Guillermo Moreno.

Por los empresarios estuvieron Daniel De Nigris, CEO de Exxon Mobil; Tomás Haas, presidente de la Cámara Argentina de Empresas Petroleras; Mario Llambías y Luciano Miguens, dirigentes rurales; José Urtubey, de las filas de la UIA; Martín Eurnekian de Aeropuertos Argentina 2000; Mario Grinman, de la Cámara Argentina de Comercio y Alejandro Díaz, CEO de Amchan Argentina.

La justicia estuvo representada por los jueces de Casación Diego Barroetaveña, Javier Carbajo; Eduardo Riggi, y Mariano Borinsky; el fiscal de la Ciudad, Leandro Galvaire; los magistrados en lo Penal Económico, Alejandro Catania y Juan Galván Greenway; de Trabajo, Gregorio Corach y Julio Grisolia; y los también fiscales Ricardo Sáenz y Álvaro Garganta.

El ámbito sindical también dijo presente con dirigentes como Gerardo Martínez (Uocra); Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento); Luis Cejas (FUVA); Pablo Flores (Aefip); Ricardo Cirielli (APTA); Jorge Sola (SSRA) y Rodolfo Daer (STIA), entre otros.

Todos disfrutaron de un menú de tres pasos que comenzó con una entrada de láminas de salmón ahumado marinados con aceite de oliva, ojo de bife en salsa de hierbas con compresión de papas y queso gruyere; y un postre de mousse de chocolate, salsa toffee y dulce de leche.

Se trató del debut de Stanley en estos encuentros, ya que su designación se produjo en enero de este año. En la cena del año pasado, que se realizó en noviembre y significó una vuelta al encuentro de modo presencial, tras la pandemia, la oradora por parte de la Embajada fue la entonces encargada de Negocios, Mary Kay Carlson, quien entonces destacó “los estrechos lazos” que unen a Argentina y Estados Unidos.

Cecilia Devanna – LA NACION

Fotos: Hernán Zenteno – Edición Fotográfica: Enrique Villegas
Compartir: