Menos de la mitad de vuelos internacionales: por la salida de empresas y la crisis local, se derrumbó el número de frecuencias aéreas

34
0
Compartir:

04/06/2022 conpacto.com.ar – Nota

La Administración Nacional de Aviación Civil (Anac) reveló en su más reciente informe mensual, correspondiente a mayo, la difícil situación de los viajes internacionales desde y hacia la Argentina.

Los datos del organismo muestran que los vuelos internacionales están muy lejos de recuperarse a los niveles de pre-pandemia. En los primeros 5 meses de 2019 se contabilizaron 41.110 vuelos internacionales, más del doble que los 19.079 vuelos acumulados en igual período de este año.

Del resultado se obtiene que la conectividad aérea de los argentinos está aún 54% por debajo de lo que estuvo antes del estallido de la pandemia. Entonces había múltiples empresas aéreas que ya no vuelan cielos argentinos, como Amazonas, BOA, Norwegian, Emirates, Air New Zealand, entre otras.

En este contexto, Felipe Baravalle, director ejecutivo de la Cámara de Compañías Aéreas en Argentina (Jurca), conversó con Infobae sobre la realidad del sector y cómo mejorar los niveles de conectividad.

“En primer lugar sería muy importante que la Anac dé las aprobaciones por 12 meses, como se hizo siempre”, comenzó Baravalle. “No es mero capricho, el turismo internacional es uno de los motores de la aviación y las aerolíneas necesitan prever sus vuelos según la temporada invierno/verano de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo)”.
Hoy en día la Anac está otorgando aprobaciones por períodos de tres meses y, según se informó, a partir de octubre comenzaría con un esquema semestral, pero aún distante de los 12 meses de previsibilidad que reclama el sector.

De todas formas, el esquema trimestral está permitiendo que algunas empresas aéreas puedan volar en Argentina, la situación es mucho más favorable que durante épocas más restrictivas de la pandemia las aprobaciones se concedían de forma semanal.

“El problema es que las aerolíneas no quieren trabajar donde no tienen certezas, pensando en nuevas empresas que quieran entrar en el mercado local-, los equipos de trabajo son escasos y las compañías eligen ubicarlos donde tienen mayor previsibilidad, donde pueden programar aviones con horarios fijos. En definitiva, buscan mercados más confiables”, dijo el directivo de Jurca.

“La factibilidad aérea en el mundo se carga en los sistemas de ventas de las líneas aéreas con 11 meses de anticipación -comentó a Infobae un representante de las agencias de viajes- para el turismo es necesario poder trabajar con esa previsibilidad”.

“Necesitamos que sea un año”, comentó otro representante del sector turístico, quien agregó que el país necesita más butacas libres. “Necesitamos que las aerolíneas aumenten sus frecuencias, eso no va a pasar si no pueden operar con la previsibilidad suficiente”, subrayó.

Otra de las críticas, tanto de Baravalle como de los representantes del sector turístico, se refirió a la carga impositiva que incide en el precio final de los pasajes. “Volver al 2019 sería ideal, pero honestamente, con el impuesto país del 30% y la percepción del 35% es complicado pensarlo -comentó-, los pasajes hoy en día son más caros que antes de la pandemia”.
Estos impuestos solo afectan los precios de los pasajeros que dejan el país, pero inciden de lleno en las decisiones de las aerolíneas, “Las empresas necesitan llenar los aviones en ambos sentidos, no van a querer operar en el país si hay pocos argentinos que puedan pagar los pasajes”, explicó Baravalle. Y sumó el problema de la prohibición de comprar servicios turísticos hacia el exterior en cuotas, con tarjetas de crédito. “Cómo si el alto costo de los tickets fuera poco”, se lamentó.

Infobae consultó también a Aerolíneas Argentinas sobre la situación de los vuelos internacionales. Desde la empresa creen que están en un “proceso de recuperación” que avanza. “Que los vuelos internacionales no terminen de recuperarse depende de factores dinámicos como la situación epidemiológica, las normas migratorias, hasta la guerra en Ucrania”, dijeron desde la línea de bandera y apuntaron que el conflicto generó una baja en la demanda internacional.

“Nosotros estamos operando al 60% de vuelos internacionales respecto a la era pre-Covid y esperamos llegar al 75% en julio”, dijeron. La empresa, remarcaron, volvió ayer a volar sin escalas a Roma, el 4 de julio comenzarán las operaciones hacia La Habana, y además tienen un esquema de 74 vuelos semanales hacia y desde destinos brasileños para la temporada de invierno. “Brasil es nuestra gran apuesta. Ya estamos en el 100% de la oferta que tuvimos con el país antes de la pandemia”, afirmaron y no descartan seguir incrementando su presencia en ese mercado.

En un momento de crisis económica donde el país necesita generar divisas, incrementar los niveles de viajes internacionales y, por consiguiente, fomentar y aumentar la llegada de viajeros del mundo pude ser muy beneficioso para la Argentina. “Para que el mercado de vuelos internacionales vuelva a ponerse en marcha es necesario que el Gobierno limite las restricciones y fomente que más empresas aéreas quieran volar en el país, en vez de poner trabas que lo impidan”, concluyó Baravalle.

Compartir: