Pese a las restricciones, casi 30.000 argentinos viajaron igual al exterior

354
0
Compartir:

22/03/2020 Clarín – Nota – Tema del Día – Pag. 14

INFORMACIÓN DE CANCILLERÍA

Natasha Niebieskikwiat

Muchos de ellos se fueron luego del 13 de este mes, cuando el Gobierno recomendó el aislamiento.
El Gobierno nacional comenzó a revelar información que se fue procesando en los últimos días al extremarse los controles de quienes salen, entran y quienes cumplen y no cumplen las medidas de seguridad para evitar la propagación del COVID-19 en el territorio nacional.
En el equipo del canciller Felipe Solá revelaron a Clarín que Migraciones registró que 19.711 argentinos y residentes viajaron al exterior sólo por Ezeiza desde el 12 de marzo. Y otros 10.000 se fueron por pasos terrestre, la mayoría a Brasil y Uruguay.
Casi todos se fueron de vacaciones.
El 13 de marzo pasado Alberto Fernández dio su cadena nacional recomendando el aislamiento, que luego pasó a ser obligatorio.
La mayoría de estos ciudadanos, remarcan en el Gobierno, son ahora los que están pidiendo ayuda desde Europa y Estados Unidos para volver: se llegaron a registrar unos 23.000 allí en embajadas y consulados y unos 10.000 en países vecinos. El problema además que presentan estos pasajeros es que algunos violaron la cuarentena obligatoria que en su momento -y así lo anunció el presidente Fernández- era de 14 días estrictos para quienes vinieran de las zonas de riesgo (Europa, Estados Unidos, China, Japón, Corea del Sur e Irán, a las que con el correr de los días se les sumaron Brasil y Chile).
Fue entonces cuando comenzó el caos con las aerolíneas extranjeras que dejaron de volar a este país y que ahora empezaron a hacerlo por goteo y de manera excepcional. Si Madrid era la capital europea más complicada en las últimas semanas porque se hacía un embudo en la salida de allí hacia Buenos Aires, Miami comenzó a serlo desde los Estados Unidos.
Mientras que en un diálogo con el gobierno de Pedro Sánchez se logró un acuerdo con Iberia para un intercambio de españoles de aquí por argentinos que estuvieran en España, las aerolíneas estadounidenses no le aceptaron el mismo trato al acuerdo propuesto por la embajada argentina en Washington. Así, muchos argentinos viajaron por ejemplo de ciudades como Nueva York y se agolparon en Miami, donde por ahora la única opción para sacarlos es vía Aerolíneas Argentinas. Ayer se hablaba de más de 2.000 aún varados de los 5.000 que llegaron a estar en la emblemática ciudad de La Florida.
Ese número se convierte en una cifra mayor si se ahonda en el registro de Migraciones en el último mes, cuando ya se sabía que el coronavirus se estaba propagando de manera masiva y rápida por Europa. Hay digitalizados 200.000 ingresos en la Argentina en ese tiempo de personas que estuvieron de viaje, muchos de ellos en zonas de riesgo que son el foco para importar el COVID-19.
Por eso, lo más difícil de atender para las autoridades migratorias y de salud -señalaban a este diario- es evitar el incumplimiento de las cuarentenas de aquellos turistas que podrían haber importado el virus. La cuarentena total en todo el territorio ayuda pero puede no ser suficiente.
Ayer, el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro, que tiene a su cargo el control de Migraciones y por lo tanto el control fronterizo terrestre, aéreo y fluvial- trabajaba con las autoridades de la Ciudad para inclusive afinar controles de aquellos pasajeros que entraron al país en el último mes y que vinieran de zonas sensibles para hacer un seguimiento incluso de patentes de vehículos urbanos para ver si cumplen sus cuarentenas.

Rio de Janeiro. Los reclamos de los que no pueden regresar.  

 

Compartir: