Coronavirus: aerolíneas van a la estatización

505
0
Compartir:

22/04/2020 El Cronista Comercial – Nota – Sup. Transport & Cargo – Pag. 1

Los gobiernos salen al rescate de las compañías aéreas, y muchas veces piden un porcentaje de su capital accionario como garantía
Agustín Barletti Miami. Estados Unidos

El presidente Donald Trump expresó su apoyo a la idea de que el gobierno asuma participaciones de propiedad en las aerolíneas a cambio de préstamos para mantenerlas a flote como negocios vitales.
«Tenemos que mantener nuestras aerolíneas en funcionamiento», dijo Trump, quien durante su vida de empresario supo tener una compañía aérea.
«Ahora tal vez tomemos una parte de las aerolíneas para nuestro país. Les prestamos dinero, pero a su vez tomamos una parte de las acciones», adelantó el mandatario.
El Departamento del Tesoro de Estados Unidos ya cerró un acuerdo preliminar con las principales aerolíneas norteamericanas sobre un paquete de apoyo de u$s 25.000 millones.
El gobierno recibiría un reembolso del 30% de los fondos otorgados y garantías equivalentes al 10% del monto del préstamo. Y estos porcentajes podrían ser abonados en acciones.
Hasta septiembre, las empresas que reciben asistencia tendrán prohibido hacer despidos, recortes salariales, recompras de acciones, y emitir dividendos a los inversores.
Asimismo, el Departamento de Transporte puede exigir a los transportistas aéreos que continúen el servicio en las rutas para atender «las necesidades de las comunidades pequeñas y remotas y la necesidad de mantener un buen funcionamiento de la salud y las cadenas de suministro farmacéutico, incluidos los dispositivos y suministros médicos».
Del otro lado del Atlántico el gobierno de Portugal dejó claro que no dejará caer a sus empresas estratégicas por el impacto de la crisis sanitaria.
El primer ministro, Antonio Costa, no descartó la nacionalización de TAP, la mayor firma aérea del país.
El capital de TAP está controlado en un 50% por el holding estatal Parpública; un 45% está en manos de Atlantic Gateway, consorcio en el que figuran inversores como David Neeleman, fundador de aerolíneas como la estadounidense JetBlue y la brasileña Azul, y Humberto Pedrosa, y el 5% restante se reparte entre diversos inversores.
Parecida situación vive Alitalia. El gobierno destinó un fondo de 600 millones de euros para hacer frente al daño sufrido por el sector de la aviación ante la emergencia del coronavirus.
En su artículo 76, el maxidecreto «Cura Italia» autoriza «el establecimiento de una nueva empresa totalmente controlada por el Ministerio de Economía y Finanzas o controlada por una empresa con participación predominantemente pública, incluso indirectamente».
Bruno Le Maire, ministro francés de Finanzas, también anunció que, de ser necesario, se estatizarán empresas.
El caso de la alemana Lufthansa, al menos por ahora, parece ser diferente. Si bien sus aviones de pasajeros quedaron en tierra y solo transporta carga, el coordinador de aviación del gobierno, Thomas Jarzombek, aseguró que «su estatización definitivamente no es el objetivo».
Hasta la fecha, Lufthansa recibió ayuda estatal para mantener la liquidez como prórrogas tributarias. Quedará por ver qué sucedería frente a un auxilio gubernamental más amplio de extenderse la crisis.

En la región se escucha cada vez con más fuerza la posibilidad del que el estado chileno rescate y estatice Latam. Esta aerolínea, que se asienta en capitales chilenos, en menor medida brasileños, además de la participación de Qatar Airlines, ya venía arrastrando un importante déficit antes de la aparición del virus. De hecho, la compañíatiene previsto para este año refinanciar su deuda de u$s 2500 millones.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ya cerró un acuerdo preliminar con las principales aerolíneas

 

Compartir: