El reinicio de los vuelos de cabotaje desde Córdoba: que sí, que no, que sí, que no…¿y de nuevo sí?

191
0
Compartir:

La falta de conectividad aérea en Argentina no sólo estaría representada actualmente por la suspensión de las operaciones debido a la pandemia del Coronavirus, sino también a la falta de «conectividad» discursiva ante los medios y opinión pública que existe en temas de la industria aerocomercial entre el Ministerio de Transporte, Aerolíneas Argentinas y la Administración Nacional de Aviación Civil.

En junio fuentes de Transporte deslizaron que los vuelos de cabotaje podrían reiniciarse a mediados del mes siguiente operando rutas interprovinciales desde Córdoba, para así evitar el epicentro de la pandemia en Argentina: el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Un par de semanas después se conoció que previamente Aerolíneas Argentinas había presentado al organismo que dirige Mario Meoni un plan de reactivación con tres alternativas (las cuales comentamos en esta nota), una de las cuales precisamente contemplaba la «base Córdoba».

Muchos lo tomaron casi como un hecho, pero la realidad de la pandemia se impuso, y con el número de casos en aumento, esos planes quedaron congelados.

O no, porque fuentes de Aerolíneas Argentinas en aquel momento ya nos habían indicado que lo que desde Transporte divulgaron «casi como un hecho», eran propuestas que nunca se habían confirmado.

Los vuelos, obviamente, no arrancaron. Perfecto. Nadie puede culparlos por eso.

Hasta que la semana pasada de nuevo algunos medios generalistas, citando a fuentes de Transporte, mencionaron que Aerolíneas Argentinas basaría cinco Embraer E190 en Córdoba para operar algunas rutas hacia destinos en el norte y el sur de nuestro país (deslizaron una programación de dos vuelos semanales hacia Posadas, Rosario, Resistencia, Iguazú, Mendoza, Comodoro Rivadavia, Neuquén y Bahía Blanca, entre otras ciudades).

Pero fuentes de la compañía en contacto con Aviacionline volvieron a negar esa posibilidad, al menos como algo concreto.

Sin embargo esta mañana en el marco de una entrevista realizada en el programa Perros de la Calle de radio Metro, Mario Meoni expresó que «en principio los vuelos de cabotaje van a comenzar entre provincias. Desde Córdoba al sur y al norte, y desde Rosario hacia distintas localidades del sur, pero no con cabecera en la ciudad Buenos Aires».

El titular de Transporte también mencionó que han tenido reuniones la semana pasada tanto con representantes del ministerio de Salud como con el presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, y la titular de la ANAC, Paola Tamburelli, esperando «retomar rápido los vuelos de cabotaje».

Entonces, ¿en qué quedamos?

Es entendible que la situación de la pandemia es muy dinámica y que la reanudación de los vuelos también depende de que los gobiernos provinciales autoricen el ingreso de personas no residentes, pero eso no quita que exista algún tipo de coordinación o «conectividad» entre los principales actores estatales del sector acerca de qué decir y cómo decirlo cuando hay toda una industria de la que dependen miles de personas esperando con ansiedad la reanudación de los vuelos.

Porque actualmente del lado de Transporte manifiestan que es una propuesta de la empresa, pero la venden como un hecho, mientras que desde la empresa dicen que todavía se encuentra en estudio. Y ANAC directamente, al menos a la hora de establecer posición pública, ni existe.

Hay muchas preguntas que nadie tiene la voluntad de responder….¿esa «base cordobesa» sería a partir del 1 de septiembre o antes?…Aunque, ¿volverá efectivamente la actividad el 1 de septiembre? ¿sólo se le permitirá volar a Aerolíneas Argentinas? ¿cómo puede plantearse que vuelvan casi simultáneamente los micros de larga distancia y los aviones, cuando el riesgo de contagio en el medio aéreo es mucho menor? Etc., etc., etc.

La industria aerocomercial y todo el ecosistema que vive de ella en Argentina tiene inmovilizados cientos sino miles de millones de dólares desde hace cuatro meses y, sin medidas de apoyo específicas para el sector (una batalla perdida), necesita encarecidamente, al menos, certezas.

Fuente: aviacionline.com

Compartir: