“Podemos volver a los tiempos en los que volar era un lujo”

39
0
Compartir:

LAS AEROLÍNEAS ALERTAN DEL IMPACTO DE LOS NUEVOS IMPUESTOS

“El Ejecutivo tiene en su mano reconducir esta situación y reemplazar los impuestos por propuestas que permitan reducir las emisiones”, remarca el presidente de ALA
Actualizado 22 noviembre, 2022

A. C.
Clamor del sector aéreo en España contra los impuestos a la aviación. El presidente de ALA, Javier Gándara, ha insistido en que el avión podría dejar de ser un medio “accesible para todos y retornar a los tiempos en que volar era un lujo al alcance de muy pocos”.

En un encuentro celebrado en Madrid, el lobby ha hecho referencia a un informe de la consultora Deloitte, que alertó de que un impuesto al sector aéreo se traduciría en una pérdida de 4,5 millones de turistas en los próximos ocho años. Además, 169.000 empleos estarían en riesgo y la pérdida del PIB podría alcanzar los 9.300 millones.

Gándara ha señalado que “el Ejecutivo tiene en su mano reconducir esta situación y reemplazar los impuestos por propuestas que permitan reducir las emisiones de CO2, como el combustible sostenible, la propulsión por hidrógeno o por electricidad”. “No nos olvidemos que el objetivo último debe ser reducir las emisiones”.

Durante la rueda de prensa, la asociación no ha querido dejar pasar otra de sus exigencias urgentes. Se trata de eliminar la obligatoriedad de la mascarilla, una petición generalizada del sector turístico que el Gobierno continúa omitiendo. “Es un sinsentido que seamos el único que país que lo exija en toda Europa”.

Más de 114 millones de asientos en invierno

El líder de la asociación ha aprovechado para avanzar la oferta de asientos prevista para todo el invierno. Las aerolíneas han programado 114,2 millones de asientos entre noviembre y marzo de 2023, un 4,4% más que antes de la pandemia. Destacan especialmente los aumentos en Baleares y Canarias debido a su rápida recuperación.

De este modo, considera que el año 2023 puede ser el momento en el que las cifras de tráfico igualen o superen las de 2019. Todo dependerá de como evolucione la guerra en Ucrania y sus efectos, que podrían retrasar la recuperación completa como máximo hasta 2024.

El doméstico sigue siendo el segmento que mejor se comporta, situándose al 95% de los niveles previos a la crisis, mientras que el intraeuropeo alcanza el 85%. El lastre continúa en el largo radio, que apenas llega al 80%, debido a la ralentización de grandes mercados como el chino.

Compartir: