Post-Covid: los aeropuertos secundarios perderán vuelos

164
0
Compartir:

ANÁLISIS PREFERENTE

Las aerolíneas serán más selectivas en la elección de aeropuertos y se posicionarán en las rutas más rentables
Gran Bretaña ha comenzado a recortar sus impuestos para los vuelos interiores, intentando que Irlanda del Norte no se quede sin conexiones.

Todos los expertos en turismo, más allá de los espejismos que vivimos ahora con la fuerte demanda para este verano, ven un grave peligro para la normalización de la actividad: la recuperación de la conectividad aérea, muy especialmente en los aeropuertos secundarios y terciarios que, piensan, será sensiblemente inferior a lo que estábamos acostumbrados.

En toda Europa, las compañías aéreas han recortado flota porque tenían (y tienen) problemas financieros serios. Algunas low cost no lo han hecho pero, no obstante, el cómputo global indica una reducción de aviones disponibles, lo que afectará a todos.

¿Cómo padecerá esto el turismo?

En las rutas con presencia de compañías de bandera, las que lo están pasando peor, el problema será grave. Incluso muy grave. Sin embargo, se verá paliado porque estas compañías operan sobre todo en grandes aeropuertos y allí irrumpirán las low cost que han anunciado que llevarán la batalla a la ‘casa’ de las grandes. Sin embargo, ¿de dónde retirarán los aviones las low cost para competir en las rutas líderes? Lógicamente de esas conexiones no tan rentables, de segundo nivel, que habían permitido el funcionamiento del turismo en incontables ciudades y regiones de segundo nivel. Es decir: si usted pensaba que en su aeropuerto regional vuela una low cost y por eso no tiene que temer, se puede estar equivocando: esa low cost irá a otras rutas más rentables y tal vez deje esa región porque puede ganar, pero menos que en los grandes aeropuertos.

Thomas Juin, el presidente de la Unión de Aeropuertos Franceses (UAF) decía ayer que “los aeropuertos tenemos tarifas fijas que representan el 80 por ciento de los costos, mientras que algunas empresas tienen hasta el 70 por ciento de sus tarifas que son variables”. La seguridad se financia con una tasa que hoy no recauda nada. Por lo tanto, dice, el mayor desafío ahora es reactivar la industria de viajes en territorio francés.

El problema, añadió, será la conectividad aérea. Las aerolíneas, dijo, serán más selectivas en la elección de aeropuertos y se posicionarán en las rutas más rentables. “Aquellos aeropuertos con más tráfico pero también aquellos en los que el coste es menor”. Por tanto, las diferencias fiscales tendrán un impacto significativo en los márgenes.

Gran Bretaña, por su parte, consciente de este problema, ha comenzado a recortar sus impuestos para los vuelos interiores, intentando sobre todo que Irlanda del Norte no se quede sin conexiones.

En España no se conoce qué política se defiende pero es evidente que también viviremos este problema y no sólo con los vuelos interiores sino también con los vuelos de segundo nivel con Europa.

Fuente: preferente.com
Compartir: