Ryanair recibe 730 millones de dólares de la ayuda estatal que tanto odia

443
0
Compartir:

De Michael O’Leary, CEO de Ryanair, podremos decir mil cosas. Pero jamás podríamos sugerir que no es pragmático. Durante años despreció y combatió la injerencia estatal en el mercado de la aviación comercial. Hasta que en este contexto complejo que la pandemia de COVID-19, más vale pájaro en mano.

La compañía Irlandesa informó en su presentación de resultados que recibió del Covid Corporate Financing Facility (CCFF), el programa de asistencia estatal del Reino Unido, 600 millones de Libras Esterlinas, unos 730 millones de dólares.

El objetivo del CCFF, según el Banco de Inglaterra, es prestar asistencia financiera a las empresas que hacen una contribución importante a la economía del Reino Unido. Esto no se limita a empresas nacionales e incluye compañías constituidas en el extranjero, mientras representen un aporte significativo a la generación de empleo, movilizan la economía o proveen servicios para una parte importante de la población del país.

La compañía indicó que este préstamo mejora la liquidez del grupo, que además encaró una reducción de costos operativos significativa, la que le permitió reducir las pérdidas de 800 a 240 millones por mes. Claro está que requirió medidas drásticas: cierre de bases, despidos masivos, y un sinfín de etcéteras.

Uno diría que sorprende que Ryanair, ferviente opositora a las ayudas estatales, acepte este préstamo de un fondo de emergencia. Sin ir más lejos, en la misma presentación de resultados donde anuncia la recepción de estos fondos, aparta un párrafo para denunciar la «ayuda estatal ilegal» a otras compañías europeas. Air France-KLM, Alitalia y Lufthansa han recibido paquetes enormes de fondos públicos por las mismas razones que Ryanair está recibiendo estos 730 millones. Pero claramente, O’Leary parece ser un fanático del axioma que dice que todo dinero estatal es malo, salvo el que me toca a mí.

Fuente: aviacionline

 

Compartir: