Se aprobó la nueva Ley de Biocombustibles

78
0
Compartir:
El Senado aprobó y convirtió en ley el nuevo marco de la producción de biocombustibles que establece un corte del 5% para el gasoil y el biodiesel y del 12% entre naftas y bioetanol, y que regirá hasta 2030.

El Senado aprobó el nuevo marco regulatorio para los biocombustibles, que establece nuevos porcentajes de cortes de los combustibles de origen vegetal con la nafta y el gasoil, con vigencia hasta 2030, con el que el Gobierno espera impulsar la transición energética y que tuvo disímil acogida entre los actores del sector.

Tras un extenso debate, la Cámara alta le dio el aval al Régimen de Regulación y Promoción para la Producción y Uso Sustentables de Biocombustible, girado por Diputados a principios de mes con 43 votos a favor y 19 votos en contra.

Esta nueva ley de fomento pauta un corte mínimo obligatorio de 12% de bioetanol y una eventual reducción al 9% con la nafta, mientras que para el gasoil el corte mínimo del biodiésel será de un 5%, con una eventual reducción al 3%. En el caso de la caña de azúcar, deberá contemplar un mínimo de 6% de mezcla obligatoria.

Algunos puntos importantes de la nueva ley

A diferencia del anterior régimen, 15 años vigente, la nueva Ley establece una disminución de cinco puntos porcentuales en el corte de biodiésel con el gasoil y, si bien mantiene el corte del bioetanol con la nafta en 12%, el 6% que corresponde a bioetanol de maíz puede verse reducido a 3%.

La ley dispone que los bienes afectados no integrarán la base de imposición del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta establecido por la Ley Nº 25.063.Asimismo, prevé exenciones relacionadas con el Impuesto al Valor Agregado, el Impuesto a las Ganancias para la adquisición de bienes de capital u obras de infraestructura.

También dispone que los biocombustibles no estén alcanzados por la tasa de Infraestructura Hídrica, por el Impuesto sobre los Combustibles Líquidos y el Gas Natural, por el impuesto denominado “Sobre la transferencia a título oneroso o gratuito”, sobre la importación de gasoil o por los tributos que en el futuro puedan sustituir o complementar a los mismos.

Repercusiones encontradas tras la aprobación

El secretario de Energía, Darío Martínez, apoyó la nueva norma y sostuvo que “gracias al trabajo realizado junto con los legisladores y los actores del sector, el país cuenta con un instrumento actualizado para asumir los desafíos de la transición energética y alentar el trabajo y la producción”.

https://twitter.com/search?q=biocombustibles&src=typeahead_click

En esa línea, el ministro de Desarrollo Productivo de Tucumán, Simón Padrós, opinó que el régimen aprobado “otorga previsibilidad a los productores e industrias azucareras de Tucumán y el NOA”.

La ley obtuvo 43 votos a favor y 19 votos en contra.Para la exsecretaria de Energía de la provincia de Santa Fe y fundadora de la Liga Bioenergética, Verónica Geese, “esta no es una ley de fomento de los biocombustibles”, aunque sostuvo que hay que ver cómo se reglamenta la medida.

Sin embargo, indicó que el Gobierno “no tiene el foco puesto en los biocombustibles, que si bien el sector viene golpeado de la anterior gestión gubernamental, esta decisión y este cambio de mirada respecto a ley original es bastante llamativo y hace sospechar que hubo lobby para que esto sea así. No creo que haya razones económicas. No hay ninguna razón más que el deseo del sector petrolero de recuperar parte del mercado”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Santafesina de Energías Renovables (Casfer), Juan Facciano, indicó que desde la entidad empresaria consideran “clave la sanción del nuevo marco regulatorio para los biocombustibles, ya que el mismo otorgará previsibilidad y certidumbre a la industria pyme y regional de los biocombustibles”.

Compartir: