Tripulación de voluntarios integró el vuelo a Moscú

322
0
Compartir:

17/01/2021 Diario Popular – Nota – Información General – Pag. 3

TRAJERON LA SEGUNDA TANDA DE LA SPUTNIK

«Es un orgullo para mí hacer este viaje, por todo lo que significa el viaje en sí y por lo importante que es para Aerolíneas Argentinas que sea la encargada de realizarlo», señaló uno de los comandantes.
La tripulación del avión que fue a Moscú a buscar las 300 mil unidades de las segundas dosis de la vacuna rusa Sputnik V estuvo compuesta por cuatro comandantes y cinco copilotos, a los que se sumaron personal técnico, de mantenimiento y despachantes de carga, y en todos los casos, asumieron esta instancia en condición de voluntarios.
Uno de los comandantes del vuelo fue Pedro Parrado, quien dijo estar «satisfecho» con la misión realizada y «sumamente orgulloso» de haber participado de este operativo.

«Es un orgullo para mi hacer este viaje, por todo lo que significa el viaje en sí y por lo importante que es para Aerolíneas Argentinas que sea la encargada de realizarlo», señaló Parrado.
El piloto aclaró que tanto él como el resto de los tripulantes y el resto del personal se ofrecieron voluntariamente para hacer estos vuelos y en él en particular siente «una gran satisfacción» de haber cumplido esta tarea.
«Es un compromiso de todos. Nosotros somos una parte muy chica, pero este operativo involucra a todos los trabajadores de la empresa», destacó Parrado.
En cuanto al viaje en sí, el comandante detalló: «Demoramos 15 horas y 25 minutos en la ida y 16 horas con 40 minutos a la vuelta. Estuvimos en el regreso, sobre todo, por debajo de lo estipulado».
Aclaró que «aún así, fue uno de los tramos más largos, apenas por encima de un vuelo a Sydney (Australia) o al regreso desde Roma (Italia)».

«Tuvimos buenas condiciones durante todo el viaje. En Rusia nos encontramos con 20 grados bajo cero. Nosotros pensábamos que íbamos a tener nieve en el aterrizaje, pero justo tuvimos una ventana sin nevadas, que ayudó al proceso de carga, porque si bien esta aeronave no tiene problemas para aterrizar con nieve, se nos hubiese complicado la logística de carga, demorando más nuestra estadía en el aeropuerto», describió.
Agregó que «solamente» pudieron bajar en Moscú a realizar el control del avión, caminando alrededor del mismo, pero que el resto del viaje estuvieron siempre arriba de la aeronave.
Otro de los comandantes del vuelo, Juan Manuel Chayep, comentó que «la comida se cargó acá en Buenos Aires, como para todo el trayecto, pero en Moscú igual subieron un catering» y relató que si bien van alternándose en el control del vuelo, «siempre hay algo para hacer y permanecer ocupados».

Compartir: