Un avión de Flybondi reventó una rueda, evitó la pista de El Palomar y tuvo que aterrizar en Ezeiza

30
0
Compartir:
Nuevamente una aeronave de la polémica low cost provocó pánico en sus pasajeros al experimentar un desperfecto en un vuelo que partió de Paraguay hacia el aeropuerto ubicado en el oeste del conurbano bonaerense.

Otra vez hubo pánico en un vuelo de Flybondi. Esta vez fue en un avión procedente de Paraguay que iba rumbo a El Palomar. Durante el trayecto, se reventó el neumático del avión y los pilotos tuvieron que aterrizar de emergencia en Ezeiza. La decisión de evitar al cuestionado aeropuerto, ubicado en el oeste del conurbano bonaerense, fue debido a la peligrosidad del mismo ya que la pista no garantizaba un aterrizaje sin accidentes.

El nuevo incidente tuvo lugar en la madrugada de este sábado cuando la aeronave se dirigía desde Asunción hacia lo que los vecinos de varios municipios denuncian como el aeropuerto “trucho e ilegal” de El Palomar.

El avión sufrió la rotura total de un neumático y los pilotos se vieron obligados a desviarse hacia el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Esto fue porque la precaria pista de la base militar es demasiado corta e insegura para un aterrizaje en estas condiciones.

En esta ocasión el avión averiado fue el de la matrícula LV-HKR, bautizado con el nombre “Hari”. El Boeing 737 despegó ayer por la tarde de El Palomar rumbo al Aeropuerto de Asunción de Paraguay. Sin embargo, los problemas surgieron en el regreso con el vuelo FO5601 que tenía programado el arribo a las 23.25, algo que finalmente no sucedió.

En un audio se conoció que los pilotos ya sabían que las ruedas del avión estaban en malas condiciones. De hecho, en la conversación se escucha que admiten que en Asunción ya les habían avisado del peligroso estado en que se encontraban los neumáticos, pero no recordaban si era uno o dos los rodados afectados. El diálogo demostró que decidieron despegar a pesar del alto riesgo que corrían con cubiertas en un estado calamitoso.

Otra polémica se desató porque a pesar de la gravedad de la situación los pilotos se negaron a declararse en emergencia. Esta inusual e irregular decisión de los comandantes obedecería a órdenes que recibirían de la low cost para encubrir y disimular los graves incidentes que sufren a diario, muchos de los cuales no salen a la luz.

Lo cierto es que nuevamente quedó en evidencia la precariedad de la base militar de El Palomar para funcionar como aeropuerto comercial. Es que el avión afectado no hubiera podido aterrizar en El Palomar sin un alto riesgo de terminar provocando una tragedia porque la pista no cumple ni siquiera con las medidas reglamentarias mínimas de seguridad aeronáutica mundial. Además, se suma el mal estado del pavimento junto con la gran cantidad de obstáculos que rodean el predio y que deben sortear los aviones cada vez que aterrizan y despegan allí.

A diferencia de este peligroso aeropuerto, Ezeiza posee dos de las pistas más largas, modernas y seguras del país con una longitud de más de 3000 metros cada una. Ante esto, los pilotos no tuvieron otra opción que desviarse del rumbo original y arribaron allí alrededor de la 1.30 de la mañana de este sábado.

Tras el aterrizaje, se difundieron rápidamente por las redes sociales los audios de los pilotos y las fotografías del estado calamitoso en que estaban los neumáticos del Boeing 737. Incluso, se pudo observar que la gravedad del caso fue tal que el caucho se desintegró y desprendió de los rodados.

El avión averiado quedó varado en Ezeiza, fuera de servicio a la espera del cambio de neumáticos. Ciertamente, este aterrizaje podría haber causado una tragedia si bajaba en El Palomar.

Compartir: