Advertencia del titular de Aerolíneas a gremios y empleados: “No queremos tomar medidas drásticas”

214
0
Compartir:

07/07/2020 Clarin.com – Nota

Pablo Ceriani
Luis Ceriotto

En una carta interna, sugirió que las suspensiones y jubilaciones anticipadas son para evitar despidos. Les pidió mejorar la “productividad” y que no haya obstáculos en el proceso de absorción de Austral.

Un avión de Austral despega en Aeroparque, mientras otro de Aerolíneas carretea.

El titular de Aerolíneas y Austral, Pablo Ceriani, advirtió a empleados y gremios que si no se concreta la fusión entre las dos líneas aéreas estatales, así como otra serie de ajustes de medidas de ajuste que están concretando en estas semanas, la empresa podría tener que concretar «medidas drásticas», en referencia a comenzar a generar cesantías, «como las que tuvieron que implementar otras compañías».

En una comunicación interna dirigida a los empleados del Aerolíneas y Austral, Ceriani les planteó que los ajustes que están llevando adelante son para «sobrevivir» a la crisis generada a partir de la cuarentena. Y que las medidas actuales son para «evitar que Aerolíneas transite el mismo camino que otras compañías del mundo».

Pablo Ceriani, presidente y CEO de Aerolineas Argentinas y Austral.

¿Cuáles son esas medidas? Desde comienzos de junio y hasta fines de este mes, 4.000 de los 12.000 empleados de Aerolíneas y Austral están suspendidos : si bien cobran 100% del salario de bolsillo, por no ir a trabajar dejan de cobrar adicionales como viáticos y otros beneficios extra, equivalentes a entre 10% y 20% adicional del salario.

La semana pasada, además, Aerolíneas lanzó un plan de jubilaciones anticipadas , dirigida a unos 1.000 empleados en edad para tomar la propuesta. Y a comienzos de mes, además anunció que va a pagar el salario en cuota s: este lunes abonó la primera, con un tope de 45.000 pesos, y la segunda cuota será abonada cuando el Tesoro les gire los fondos necesarios.

Pero la medida de fondo con la que quieren avanzar la conducción que encabezan Ceriani y su número dos, Gustavo Lipovich , es la fusión entre Aerolíneas y Austral, que representaría la desaparición de esta última marca y que es resistida por gremios aeronáuticos: además de los pilotos de Austral, agrupados en UALA, la fusión también fue objetada por los tripulantes de cabina de Austral. La medida, además, fue objetada por el representante del Programa de Propiedad Participada (PPP) de Austral.

Ceriani, quien entre 2013 y 2015 secundó a Mariano Recalde en Aerolíneas y sigue respondiendo políticamente al actual senador por Capital Federal y dirigente de La Cámpora, dijo en su carta de hoy que no hay margen de negociación en cuanto a la absorción de Austral.

«La fusión ya fue informada a ambas asambleas de accionistas y las gerencias de operaciones y de seguridad operacional ya comenzaron a trabajar en conjunto», dijo Ceriani. Fuentes de la empresa agregaron que en estos días se están ultimando los detalles de la fusión para presentar ante la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

La carta de Ceriani no está sólo dirigida al público interno, es decir los empleados de la empresa, sino también tiene como destinatarios a los funcionarios del Poder Ejecutivo encargados de autorizar y girar los subsidios que hoy Aerolíneas necesita para hacer frente a la totalidad de sus gastos : en los últimos meses, según números de la empresa, la facturación cayó un 97%.

«Es nuestro deber hacer de Aerolíneas Argentinas un modelo de gestión de empresa pública, que pueda mirar de frente a los millones de argentinos y argentinas que hoy, ante una crisis sin precedentes, están haciendo un esfuerzo enorme para que nos mantengamos de pie», planteó el funcionario.

Y si bien el tono de la carta es amable, una alusión directa a la situación de LATAM Argentina deriva a su ver en un inquietante paralelismo. «El cierre de otras aerolíneas nos debe hacer reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como línea aérea de bandera de ser una empresa eficiente y sustentable», dijo Ceriani. «Más allá del impacto que tuvieron en la industria las políticas aplicadas durante los últimos años y las decisiones que pudieron haber tomado otras compañías en desmedro de sus filiales locales, este escenario nos pone ante el desafío de mejorar nuestra productividad y adoptar las mejores prácticas de la industria».

Compartir: