Aeroflot comprará 323 aviones ‘made in Rusia’

138
0
Compartir:

ANUNCIO CONJUNTO CON EL PRESIDENTE PUTIN

Hasta la guerra, casi toda su flota era occidental, excepto algunos Sukhoi Superjet 100, comprados casi por obligación

Actualizado 29 agosto, 2022 || Por Redacción Preferente

Sergei Alexandrovsky, el director general de Aeroflot, la compañía aérea estatal rusa, acaba de comparecer con el presidente ruso, Vladimir Putin, para anunciar la compra de 323 aviones de fabricación nacional. Su propósito es volver a operar de forma normal en el futuro (El Gobierno ruso declara la guerra a Boeing y Airbus).

Aeroflot había llegado a ofrecer un nivel de servicio muy elevado, pero a costa de renunciar a los aviones rusos. Casi toda su flota era occidental, excepto algunos Sukhoi Superjet 100, comprados casi por obligación. Pero la guerra de Ucrania y el boicot occidental cambiaron las cosas. Hoy Aeroflot opera una parte de los aviones occidentales sólo dentro de Rusia enlazando con algunos países satélites, pero sin repuestos para garantizar su servicio futuro.

Por eso, el Gobierno ha anunciado el relanzamiento de sus aviones que, hasta ahora, eran bastante impopulares por sus acabados deficientes y su servicio posventa lamentable (Aeroflot destina un A350 nuevo para repuestos).

En la comparecencia, Alexandrovsky dijo que «pensamos ahora mismo firmar acuerdos para comprar 323 aviones en total, entre ellos 73 Sukhoi Superjet 100, 210 MC-21, con motores rusos, y 30 TU 214».

El anuncio de esta flota actualiza su estrategia hasta el 2030 como mínimo.

El directivo de Aeroflot explicó que la compañía está ahora recibiendo ayuda pública y que ha reorganizado sus rutas para desviar viajeros a destinos nacionales. «Volamos ahora a 111 destinos, lo que supone 18 más que el año pasado. Hemos aumentado mucho nuestra oferta en varias rutas. Entre Moscú y San Petersburgo, por ejemplo, hemos pasado de 31 a 45 rutas; a Sochi volamos 25 veces diarias, a Minvody hemos pasado de dos a ocho diarias».

El estado, dijo Alexandrovsky delante de Putin, ha permitido a la aerolínea mantener los precios bajos. «Aeroflot, pese a esto, está bajando su facturación un 10 por ciento respecto al año pasado y un 21 respecto a 2019 (antes de la pandemia).»

Pobeda, la low cost del grupo Aeroflot, está ahora operando al 95 por ciento de su capacidad habitual. «Tengo que decir que pese a todo este año Aeroflot está teniendo un gran verano, con niveles de ocupación entre el 91 y el 95 por ciento.»

Compartir: