Bélgica crea un impuesto a los aviones viejos y ruidosos

278
0
Compartir:

EMPUJA A LA RENOVACIÓN DE FLOTA

Será especialmente elevado en los vuelos de menos de 500 kilómetros de recorrido, sin hacer excepciones con las islas

En las próximas semanas se publicarán los detalles de cómo la nueva fiscalidad impactará en cada vuelo y cómo lo hará en cada modelo de avión

Actualizado 13 diciembre, 2022
R. P.
Es una moda. Todo país que se precie impone nuevos impuestos a la aviación. Sin embargo, en el caso del nuevo impuesto que se anuncia en Bélgica la cosa tiene bastante lógica: está vinculado al ruido.

En estos momentos, ya el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, aplica una tasa basada en el ruido. Este impuesto no afecta a los aviones pequeños, como los privados.

Pero ahora hablamos de un impuesto de más alcance que entrará en vigor el próximo 1 de abril. Viene determinado por cuatro factores: polución, emisiones de gases de efecto invernadero, destino y ruido. Será especialmente elevado en los vuelos de menos de 500 kilómetros de recorrido, sin hacer excepciones con las islas, como es el caso de Gran Bretaña.

El viceprimer ministro, que tiene a su cargo Transportes, dijo que el impuesto existente actualmente en Bruselas no puede mantenerse como está porque los niveles de ruido que se generan son muy elevados.

En las próximas semanas se publicarán los detalles de cómo la nueva fiscalidad impactará en cada vuelo y cómo lo hará en cada modelo de avión porque en el caso belga, este impuesto empuja a la renovación de flota, tendiendo al menos a aviones que hacen menos ruido.

Compartir: