Boeing trastoca los planes de Ryanair: cancelará cientos de vuelos

96
0
Compartir:

LOS RETRASOS DEL FABRICANTE GOLPEAN A LA AEROLÍNEA

La low cost irlandesa se ve obligada a aplicar recortes en su programación de otoño-invierno. Solo recibirá 14 de los 27 aviones acordados con el fabricante para el periodo comprendido entre septiembre y diciembre

Actualizado 28 septiembre, 2023 || Por R. P.

Ryanair se ve obligada a llevar a cabo una serie de reducciones en su programación para el invierno como consecuencia de los retrasos en la entrega de aviones por parte de Boeing. La low cost debía recibir 27 unidades en el periodo comprendido entre septiembre y diciembre del presente año, si bien se tendrá que conformar con 14 (Ryanair presiona a Boeing: necesita 10 aviones 737 este verano).

Como resultado de esta demora, realizará esta semana ajustes en su programa de invierno. Reducirá en tres el número de aviones con base en Charleroi, en dos los de Dublín y en cinco en las cuatro bases italianas, incluyendo Bérgamo, Nápoles y Pisa. También habrá recortes en East Midlands, Oporto y Colonia. Las bases de España, de momento, esquivan los ajustes.

Ryanair pide disculpas por estas “reducciones inevitables” en su programación. Aclara, además, que no dispone de aviones de repuesto ya que necesita realizar un mantenimiento programado en toda su flota de más de 550 unidades con el fin de tenerlas disponibles para el verano (Ryanair ve peligrar su verano por los retrasos de Boeing).

Su CEO, Michael O’Leary, explica que “estamos trabajando muy de cerca con Boeing y su proveedor, Spirit, para minimizar estos retrasos. Es muy lamentable que los problemas de producción en Wichita y en Seattle hayan vuelto a retrasar las entregas contratadas por Ryanair”.

El ejecutivo avanza que “estas cancelaciones entrarán en vigor a finales de octubre y se comunicarán a todos los pasajeros afectados por correo electrónico en los próximos días”. “Se les ofrecerá vuelos alternativos o el reembolso íntegro si así lo desean”, añade.

La compañía está trabajando con Boeing para intentar acelerar las entregas en el periodo de enero a mayo de 2024, de modo que pueda iniciar la temporada de verano del próximo año con las 57 nuevas entregas de aviones previstas.

No obstante, O’Leary, advierte que los problemas se podrían alargar en el tiempo. “A estas alturas, no esperamos que la situación afecte materialmente a nuestro objetivo de tráfico para todo el año de 183,5 millones, pero si los retrasos empeoran o se prolongan más en el periodo de enero a marzo de 2024, es posible que tengamos que revisar esta cifra y ajustarla ligeramente a la baja”, señala.

Compartir: