De Ezeiza a Polonia, con ayuda para los que huyen de la guerra ucraniana

83
0
Compartir:
21/03/2022 Clarín – Nota – El Mundo – Pag. 35

LOS REFUGIADOS – Mercedes Rébora mrebora@clarin.com

Enrique Piñeyro, la Embajada en Buenos Aires y Santi Maratea juntaron 10 toneladas de ropa y comida «Bienvenidos al vuelo Solidaire.

Nuestro tiempo de vuelo es de aproximadamente 14 horas. Enjoy». La palabra es de Enrique Piñeyro, el reconocido piloto argentino que predijo el accidente de LAPA y fue el responsable de comandar el segundo vuelo humanitario con destino a la ciudad de Varsovia, Polonia. El Boeing 787 partió la madrugada del domingo desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza con más de 10 toneladas de donaciones -ropa, abrigos para el invierno y comida- para los refugiados de la guerra en Ucrania, en su mayoría ancianos, mujeres y niños.

La organización Solidaire, dirigida por el médico, cineasta y piloto Enrique Piñeyro, junto con la ayuda de la Embajada de Ucrania y de las donaciones que recaudó en pocos días el influencer Santiago Maratea intentarán, en la medida de lo posible, darles la posibilidad de tener una nueva vida a algunos de los 2 millones de ucranianos que ya escaparon de su país tras la invasión de Rusia. Del vuelo humanitario también fueron testigos la periodista ucraniana Zhanna Chuchman y su hija Eva, de dieciséis años. La última vez que Zhanna visitó a sus familiares ucranianos fue antes de la pandemia. Ahora, gracias a la ayuda del avión humanitario podrá reencontrarse con sus familiares en Varsovia.

Ellos, gracias a su intuición, pudieron escapar de Kiev tres meses antes de que comenzara la guerra.
El primer vuelo humanitario a cargo del reconocido piloto de avión fue la semana pasada cuando partió desde Varsovia con destino a las ciudades españolas de Barcelona y Madrid, tal como lo comentó en su crónica la corresponsal de Clarín, Marina Artusa. El vuelo fue posible gracias a la ayuda de varias organizaciones que se unieron en tiempo récord y consiguieron facilitar un corredor humanitario entre Polonia y España.

Los ucranianos desplazados están actualmente en ocho centros humanitarios de Varsovia que puso a disposición el gobierno polaco.
La gran mayoría están refugiados en clubes de fútbol y ONGS. Allí, intentan conciliar el sueño miles de niños, mujeres y mayores de edad que lograron escapar las últimas semanas de su tierra natal. El avión humanitario cuenta con más de trescientos asientos disponibles donde viajarán en seis tramos distintos centenares de ucranianos Gracias a la ayuda de la ONG catalana Open Arms -que los últimos 23 días realizó diversas misiones destinadas a ayudar a la población ucraniana- y de Cáritas Italia, el equipo de Solidaire coordinó la llegada a Italia de los exiliados ucranianos, donde buscarán escapar de las atrocidades de la guerra y comenzar una nueva vida, con lo poco que pudieron llevarse de sus hogares de Ucrania. Durante las próximas 72 horas el avión Solidaire se encargará de llevar en tiempo récord miles de refugiados ucranianos a Roma, Cagliari y Palermo.

Luego, volverá a Buenos Aires para continuar con la colecta de donaciones para las familias ucranianas devastadas por la guerra. «Nuestro compromiso es hacer este viaje las veces que sea necesario para ayudar a los damnificados de estas atrocidades» dice Piñeyro.

Compartir: