El accidente de dos aviones de combate históricos en Dallas ocasiona 6 fallecidos

46
0
Compartir:

Julio Maíz Sanz, 16 de noviembre de 2022 – airline92.com

Un bombardero B-17G y un caza P-63F chocaron en pleno vuelo el pasado 12 de noviembre causando la muerte en el acto de sus 6 ocupantes. Ambas aeronaves históricas fueron utilizadas en la Segunda Guerra Mundial y participaban en la exhibición aérea Wings Over Dallas, a 10 kilómetros de la ciudad de Dallas.

El trágico suceso se produjo en el curso del citado festival aéreo en el Dallas Executive Airport, al que asistían más de 400 personas. Este evento se celebra anualmente para conmemorar el denominado Día de los veteranos, que recuerda en países como Reino Unido y Estados Unidos la fecha del armisticio de la Primera Guerra Mundial, el 11 de noviembre de 1918.

En el curso del show aéreo el bombardero cuatrimotor Boeing B-17G-95-DL Flying Fortress (fortaleza volante), bautizado como «Texas Raiders», fue envestido por un caza Bell (hoy Bell Textron Inc) P-63F-1-BE Kingcobra (cobra real), con número de serie 43-11719 y matrícula civil N6763. Ambos pertenecen a la Commemorative Air Force, también conocida como Confederate Air Force (CAF), que desde su fundación en 1961 se dedica a la adquisición, restauración y mantener antiguas aeronaves militares en condiciones de vuelo.

En lo que respecta al B-17G-95-DL «Texas Raiders» fue fabricado en 1944 fue entregado a las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos o United States Air Army Air Force (USAAF) el 12 de julio de 1945, siendo transferido unos días más tarde a la Armada de los Estados Unidos o US Navy para su uso como un avión de patrulla marítima con la denominación de PB-1W.

Tras ser retirado el 25 de agosto de 1955, operó con la compañía Aero Service Corporation, hasta que fue adquirido por la CAF por un importe de 50.000 dólares en 1967, recibiendo la matricula civil N7227, que llevaba la pasada semana cuando se estrelló, causando las muerte a sus 5 ocupantes. También participó en el film de 1970 “Tora, tora, tora”, que relata el ataque japonés a Pearl Harbour del 7 de diciembre de 1941, que conllevo la entrada en la SGM de los Estados Unidos.

Respecto al caza Bell P-63F fue entregado a la USAAF (que pasaría en 1947 a ser la actual USAF) el 13 de septiembre de 1943, aunque solamente completó 24,1 horas de vuelo. Fue retirado del servicio activo en 1946 y vendido a un particular, que finalmente lo enajenó en 1995 a la entidad tejana, hasta que a manos de uno de sus veteranos pilotos, que perdió también la vida, literalmente se desintegró en el aire tras colisionar con el referido B-17G. (Julio Maíz Sanz)

Compartir: