El bono desactivó el paro de la CGT, pero beneficia a pocos trabajadores

591
0
Compartir:

09/12/2018 22:27 – BaeNegocios.com (Tier 2) – Nota –  

Malestar gremial por las múltiples alternativas para eludir la norma

Sin necesidad de apelar a los datos duros, el bono que por DNU otorgó el Gobierno para el sector privado dejó sabor más agrio que dulce a un amplio espectro de trabajadores. Se resaltarán las excepciones para estatales como la comuna de La Matanza, $18.000 en 3 pagos o la súper paritaria de los aceiteros, pero domina el ambiente que el freno al paro general de la CGT a la Casa Rosada no le costó ni siquiera un disgusto. Para una amplia franja de laboralistas el decreto pretendió dar un corte a la reapertura de discusión paritaria y freezar la huelga general. Incluso quedaron huellas ardientes del descontento de empresas estatales que finalmente quedaron excluidas del articulado, que además reserva la negociación del pago adicional ad referéndum de la negociación de empresas y sindicatos, en rigor de la situación de las patronales. Caso testigo, un vasto sector patronal de los mercantiles ya expresó que no podrá oblar el bono.
El pago de $5.000 pesos en dos cuotas o más, para diciembre o febrero de base, no cuenta para el cálculo de vacaciones ni aguinaldo. Son muchos los sindicatos que todavía están abocados a salvar algo del poder adquisitivo del salario. Los metalúrgicos por caso testigo, los marítimos que se movilizan hoy (ver recuadro) ni qué hablar de aeronáuticos y los ferroviarios excluidos del bono y mascullando o dejando en claro su malestar a la jefatura de Azopardo.
“El decreto no expresa cuáles son los parámetros para definir la crisis o declinación productiva y las sumas se compensarán con lo pactado en paritarias de este año, salvo acuerdo expreso en contrario”, remarcó Luis Roa, abogado de la agrupación Norberto Centeno, integrada por profesionales del derecho del Trabajo. Otras organizaciones sindicales prometen que seguirán la pelea a fondo por su bono, tal el caso de Camioneros donde Pablo Moyano aseveró que la discusión no está terminada en rigor del deterioro inflacionario que abarca a su sector “y a todos los compañeros trabajadores del país”.
Los sindicatos que ya acordaron el pago de un adicional, tal el caso de Alimentación, generalmente acceden a ese beneficio por lo tanto los alcances del bono por decreto solo ofrecen una “puesta en escena” para tratar de amortiguar la corrosión salarial que castigó a los sueldos del sector privado.
En diálogo con BAE Negocios Roa sostuvo que excepciones aparte la normativa del DNU abre un abanico de no incluidos para el beneficio que habla por sí sola de la cuestión. “Se excluyó a los empleados de la administración pública nacional, en provincias o comunadas. Cualquiera sea su vinculación o mdolaidad y regimen laboral, lo cual hace foco, por dar un ejemplo en los docentes”, señaló. Tanto el letrado como fuentes del Frente Sindical que comandan Hugo y Pablo Moyano considera que la discusión de fondo en cuanto a pérdida de poder salarial y despidos es innegable frente la decisión del Gobierno “para ganar tiempo” ante la llegada de las fiestas de fin de año y las vacaciones.

Compartir: