EL ESTADO ARGENTINO PAGARA 320 MILLONES DE DOLARES POR LA EXPROPIACION DE AEROLINEAS A UN DELINCUENTE CONFESO Y A UN DESVIADOR DE FONDOS

430
0
Compartir:

En el tribunal arbitral internacional del Banco Mundial –Ciadi-, empezó el juicio durante el 2014. Tres años después en 2017 el fallo resulto adverso y el Gobierno pidió su nulidad. Ahora el tribunal dictó sentencia a favor del grupo español Marsans. Gerardo Díaz, preso, confeso sus delitos.

Se mató en plena expansión, cobrando un sueldo que en tiempos de Marsans era imposible cobrar, pero tenía un trauma, un miedo, una enfermedad. Pánico a quedar sin trabajo, no había podido superar las crisis que la familia del Cóndor viviera en el 2001 y luego en el 2007/08 entonces, además de trabajar en la empresa de Bandera, laburara con un remis. Remiseaba como consecuencia de su enfermedad, y se mató remiseando

Mientras… en España el delincuente confeso Gerardo Díaz Ferrán –ex dueño de Aerolíneas, AirComet y Marsans- hoy preso en Madrid y sentenciado en abril de este año a otros 10 meses de prisión por nuevos delitos, cambiaba su yate por un valor de 5 millones de Euros. La caratula de confeso va porque durante el año 2017 el vaciador, declaro ante la justicia haberse apropiado de 4 millones 400 mil euros del Grupo Marsans. Seis meses después el CIADI fallaba en beneficio del delincuente exigiendo que el Estado Argentino pague 320 millones de dólares por la expropiación de Aerolíneas vaciada.

Fiel a su estilo, el de hacer negocios con el dinero de otros, la debacle del Grupo Marsans comenzó cuando Gerardo Díaz y Gonzalo Pascual encargaron 70 aeronaves al fabricante Europeo Airbus que no podían pagar y no cuando Argentina por ley aprobada en el Congreso –oficialismo y parte de la oposición- legislo y ejecuto la expropiación del Grupo Aerolíneas a AirComet- Marsans.

Lo de hacer negocios con dinero de otros es porque AirComet-Marsans compro Aerolíneas Argentinas/Austral por un dólar y recibió 800 millones de dólares del Estado Español para recuperar la compañía a partir del 17 de octubre del 2001.

Volviendo al año 2008, cabe recordar que el Estado Argentino toma el control de la vaciada Aerolíneas en Julio de ese año, luego viene la expropiación aprobada en el Congreso por el oficialismo y parte de la oposición, y aquí surge un punto importante, porque desde que el Estado que fue socio en un 5% de Arsa en el año 2004 no se hizo ninguna demanda, ni denuncia judicial contra los vaciadores en forma individual o contra al grupo Marsans, cosa que si hizo el Grupo Aerolíneas.

En cuanto al fallo del CIADI

1- Según el texto del fallo “el demandado incumplió el artículo IV del Tratado al no haber entregado a las demandantes un trato justo y equitativo de sus inversiones”. En la página 397 de las 551 que tiene la resolución, también se hace referencia a “medidas injustificadas al interferir con los derechos de los demandantes respecto de sus inversiones” y de “expropiar ilegalmente las inversiones” en cuestión.

Falso. Las inversiones nunca llegaron y lo poco que llego era dinero del estado Español. No de Marsans. A esto debe sumársele que durante los últimos 6 meses de vaciamiento aproximadamente el Estado Argentino pago combustible y salarios

2- Este último punto fue crucial. La Argentina perdió porque no aceptó llamar a un tasador, sino que la tarea recayó en el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Este organismo dictaminó que Aerolíneas Argentinas tenía un valor negativo de 832 millones de dólares. Los Marsans decían que valía 600 millones de dólares. Para saldar la operación, el Estado pagó $ 1 (pesos uno).

La valuación por Marsans la realizo PriceWaterhouseCoopers – consultora cómplice que audito a la gestión vaciadora y nunca denuncio nada- siendo una valuación a futuro. Aerolíneas no valía nada. Tenía la mitad de la flota canibalizada, no pagaba salarios y combustible, violo millones de veces el contrato de transporte con los usuarios, debía más de 800 millones de dólares y estaba concursada, razón por la cual para que el Estado se hiciera cargo de la empresa en 2008 por 90 días según el plan inicial debió pedírsele permiso a un juez.

QUIENES COBRARIAN

En caso de que el Estado Argentino pague los 320 millones de dólares los primeros en cobrar serán el estudio de abogados King and Spalding, el fondo de inversión Británico Burfor Capital Limited con base en un paraíso fiscal que financio el juicio en el CIADI por un acuerdo celebrado con el delincuente preso Gerardo Díaz y Diego Fargosi abogado querellante. Lo que quede se repartirá entre los acreedores del Grupo Marsans siendo muy posible que Don Gerardo no vea un peso.

Condenados por la justicia del reino de España en mayo del 2014 por evasión fiscal en la compraventa ARSA durante el año 2001, Antonio Mata y Gerardo Díaz Ferrán terminaron en el la cárcel. Con aquel fallo la justicia ibérica confirmo lo que desde el año 2004 denunciaron en España, los argentinos, Ricardo Muiños -Sindico del concurso de ARSA-, Julio Semeria – asesor- y los gremios, APTA Técnicos y APLA Pilotos, ante la opinión publica en el ámbito local. La causa 7293 fue iniciada por Muiños y Semeria, mientras que Aerolíneas Argentinas fue aceptada como querellante luego de la re estatización y durante la gestión de Mariano Recalde.

LOS TRAIDORES LOCALES.

¿De quién se trata? De Horario Fargosi, ya fallecido. Él era legalmente el verdadero Presidente de Aerolíneas en la gestión vaciadora de AirComet Marsans, siendo además el dueño de Interinvest, la sociedad instrumental tenedora de las acciones de AR y AU. La pata argentina para que tantas mentiras españolas fueran difíciles de descubrir tuvo en el apellido Fargosi al mejor de los aliados.

Es por eso que uno de los hijos de Horacio Fargosi, Diego -quien trabajo e integro el directorio de ARSA-  celebra el fallo contra el Estado Argentino en el CIADI, donde junto a Gerardo Díaz Ferrán hoy preso, también fue querellante, dado que estaba  en juego el futuro de Interinvest sociedad que finalmente perdió las acciones de AR y AU en la justicia Argentina.

Una prueba de esta sociedad binacional -Interinvest Marsans- que en el pasado al menos en forma irregular desvío millones de dólares que debían llegar a las arcas de Aerolíneas Argentinas, son los documentos de la operación orix, VER NOTA EN ESTE LINK …
http://aviacionenargentina.com.ar/los-millones-ocultos-de-antonio-mata-y-fargosi-operacion-Quien no podía desconocer esta operación era la consultora PriceWaterhouseCoopers dado que no solo auditaba sino que realizaba los balances de ARSA Gestión Marsans.

Primero Antonio Mata por AirComet y luego Gerardo Díaz Ferrán por Marsans fueron parte de Interinvest empresa que siempre tuvo el rumbo que los Fargosi dictaban hasta que como parte de la recuperación del Grupo Aerolíneas el Estado Nacional demando a Interinvest con el fin de recuperar la acciones de ARSA y Austral Cielos del Sur, cosa que con el tiempo se logró.

¿Y ENTONCES?

Desde que se estatizo El Grupo Aerolíneas Argentinas/Austral todas las acciones judiciales iniciadas por la empresa recuperada por todos los argentinos fueron exitosas.

La defensa del Estado ante la querella de los delincuentes y de uno de los partícipes de la operación orix no corrió la misma suerte.

Hablar mal del Aerolíneas por este tema, reducir todo al Kirchnerismo como un mal en sí mismo es un reduccionismo ideológico, peligroso en esta coyuntura es electoral.

Once años después de la casi desaparición de Aerolíneas, y de iniciada la recuperación, puesta en valor y expansión de la compañía de Bandera, entre flota, Hangar 5, Cefepra -centro de simuladores de vuelo-  y demás inversiones como el taller de motores a nuevo; todo este patrimonio y mucho más, es lo que debe cuidarse.

No vaya a ser cosa que por decidir pagar y con la excusa de que Argentina esta floja de fondos se tome más deuda, o se emita un bono aeronáutico al 2030, que derive en una venta de activos.

Ese tipo de películas muchos ya la vivimos, casi la mitad de los trabajadores de Aerolíneas Argentinas también, muchos otros no, y uno, el que remiseaba no vive para contarlo.

Compartir: