El gobierno argentino analiza vender el avión presidencial que compró hace menos de un año

145
0
Compartir:

Comprado al final del mandato de Alberto Fernández, el nuevo avión presidencial Boeing 757 de Argentina podría estar de salida tras poco tiempo de servicio. La aeronave es el segundo Boeing 757-200 de la flota presidencial.

El primero, bautizado “Virgen de Luján”, fue adquirido en los años 90 por Carlos Saúl Menem, y finalmente fue incorporado a la negociación por su reemplazo, pero ha estado parado en el Aeropuerto de El Palomar durante años y ahora espera que C&L, su nuevo propietario, disponga de él.

El actual, con una pintura con grandes franjas azules, fue comprado por 25 millones de dólares y el Tango-01 desprogramado, durante el mandato de Alberto Fernández, quien dejó recientemente el cargo para la toma de posesión de Javier Milei.

De acuerdo con lo reportado por nuestro medio asociado Aeroin, esta aeronave podría ni siquiera completar un año de operaciones al servicio de la Casa Rosada, ya que Milei considera deshacerse de ella. Hasta el momento, ha utilizado solo el jet Learjet 60 y el Boeing 737 en trayectos domésticos, así como para países vecinos.

Sin embargo, el primer viaje internacional de Milei está programado para el Foro Económico de Davos, en Suiza, que se extenderá con una visita al Vaticano para hablar con el Papa Francisco, su compatriota.

Todo este desplazamiento se hará en aviones comerciales, tal como hizo Macri al inicio de su mandato. Según informaron funcionarios del gobierno a Todo Noticias, esta medida fue tomada por ser más económica que volar el 757.

“El Presidente viaja en un avión de línea. En este viaje a Davos, era la opción más económica. Mientras haya varias opciones siempre se va a elegir por la más económica. Todo lo que implique un ahorro para el Estado siempre va a ser evaluado”, dijo Manuel Adorni, vocero presidencial, en una rueda de prensa.

Ahora, se analiza la venta del avión, que en el primer semestre de este año ya tendrá un costo de mantenimiento de 6 millones de dólares, vuele o no. Conseguir un comprador puede ser una tarea no tan fácil, ya que el 757 es poco usado en el servicio de pasajeros hoy en día y la caída en la demanda global de carga hace poco atractiva la posibilidad de su conversión a carguero en este momento.

Fuente: aviacionline.com
Compartir: