INFORMACIÓN ACTUAL SOBRE EL CORONAVIRUS – COVID 19

Compartir:

¿QUÉ ES EL COVID 19 Y CÓMO SE ORIGINÓ?

Es una enfermedad respiratoria, causada por el virus SARS-CoV-2 (estrechamente relacionado con el SARS causante de la epidemia de 2002/2003). Es decir COVID es la enfermedad y SARS-CoV-2 es el virus que la causa.

La misma se originó en un mercado de frutos de mar y otros animales en la ciudad de Wuhan en la provincia de Hubei, en China, a fines del 2019. En este tipo de mercados se comercializan aves de corral y otros animales de granja junto con animales salvajes y sus órganos, incluyendo reptiles y murciélagos, que en muchas ocasiones se conservan vivos hasta el momento de su venta. Los mismos son considerados alimentos de alta calidad por ser tan frescos.

Los Coronavirus pertenecen a una familia de virus que causa, en general, una enfermedad respiratoria leve, similar a un resfrío. Sin embargo, en el pasado, dos tipos de Coronavirus han emergido como causa de enfermedad respiratoria grave en humanos: SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) y MERS (Síndrome respiratorio del Medio Oriente).

El 31 diciembre del 2019 las autoridades de la Ciudad de Wuhan en China reportaron 27 casos de neumonía de causa desconocida. La mayoría de los pacientes se relacionaban con el mercado de Wuhan. A partir de estos casos, se identificó un nuevo coronavirus (COVID-19).

Los coronavirus circulan entre los animales salvajes y en ocasiones algunos adquieren la capacidad de infectar humanos. Los murciélagos se consideran uno de los principales reservorios naturales para estos virus aunque hay otras especies que pueden ser reservorio o huéspedes intermediarios. Las interacciones entre los animales, se sospecha, pueden dar origen a recombinaciones entre distintos virus y originen nuevas cepas con la capacidad de infectar humanos, y que a su vez sean altamente transmisibles de persona a persona y en ocasiones muy virulentos.

El SARS COV 1 y el MERS son virus zoonóticos cuyo reservorio en animales son la civeta y los dromedarios respectivamente.

Los coronavirus son virus envueltos, ARN (es la sigla para ácido ribonucleico, es un ácido nucleico que se encarga de trasladar la información genética del ADN con el fin de sintetizar las proteínas según las funciones y características indicadas) en el microscopio electrónico tienen un aspecto similar a la corona solar y de ahí su denominación. Pertenecen a la subfamilia Orthocoronavirinae y sus principales receptores en el ser humano se encuentran en el tracto respiratorio y gastrointestinal lo que define su forma de transmisión y su sintomatología.

¿DÓNDE CIRCULA ACTUALMENTE?

Si bien su origen fue en China, actualmente circula activamente en la comunidad en Corea del Sur, varios países de Europa, Estados Unidos, Irán y Japón. Y muchos países presentan casos en aumento. Al ser una situación dinámica sugerimos consultar los datos actualizados:

El 11/03/20 la Organización Mundial de la Salud declaró la pandemia en el contexto de la presencia en 114 países de la enfermedad con más de 118000 casos y 4291 fallecidos. Actualmente y en nuestro país, hasta el día de la fecha hay 52 casos confirmados, de los cuales 2 son fallecidos.

¿CÓMO SE TRANSMITE?

De acuerdo a la evidencia disponible a la fecha el virus se propaga principalmente de persona a persona por medio del contacto estrecho. La transmisión puede ser directa por pequeñas gotas (transmisión por gota) que se producen cuando una persona tose o estornuda. Estas gotitas pueden llegar a la boca o nariz de las personas que se encuentran a menos de 1.8 metros, principalmente 1 metro, quienes pueden inhalarlas al respirar. Una forma indirecta de transmisión ocurre cuando estas gotas permanecen en los objetos o superficies y el individuo toca las mismas y luego toca con las manos contaminadas sus ojos, boca o nariz (transmisión por contacto).

Se han realizado estudios con tomas de muestras ambientales en las habitaciones de enfermos con COVID 19 y se observó que la contaminación se produce principalmente en las superficies más cercanas a los pacientes y no se detectaron partículas suspendidas en el aire. Esto significa en principio que, a diferencia de otras enfermedades como sarampión o tuberculosis, COVID 19 no se transmite a través del aire, sino a través de las gotas. Esto tiene implicancias para las medidas preventivas y recomendaciones ya que define qué equipo de protección es necesario utilizar para protegernos.

La mayor transmisión se produce cuando los pacientes tienen síntomas, por la replicación viral y por la presencia de tos o estornudos que favorecen la diseminación. Existen reportes esporádicos de transmisión en pacientes asintomáticos, por los datos actuales este mecanismo parecería ser poco probable, aunque los datos son limitados. El Ministerio de Salud recomienda enfocar las medidas más riesgosas de transmisión que son los pacientes sintomáticos.

En cuanto a la permanencia del virus las superficies, las de mayor importancia son las que están en contacto directo con un paciente infectado. Como en todos los microorganismos la

permanencia en superficies va a depender del origen, la humedad ambiente, la temperatura y el tipo de superficie.

La mayoría de los datos obtenidos a la fecha son extrapolados del SARS1 y otros virus y el tiempo puede ir desde horas hasta varios días según las condiciones. Es cierto que las condiciones de humedad y temperatura actuales en nuestro país no serían las más favorables para la persistencia del virus en superficies. Sin embargo, al no poder conocer cada situación individualmente, si consideramos que una superficie puede estar contaminada lo mejor es limpiarla y desinfectarla para eliminar el virus. El virus se elimina con varios productos de limpieza como: etanol 70% (1 min al igual que hipoclorito de Na), hipoclorito de sodio, amonio cuaternarios o peróxido de hidrógeno 0,5%. La dilución de hipoclorito de sodio es de 500 ppm para la limpieza de superficies. Además, la higiene de manos sigue siendo la mejor manera de cortar la cadena de transmisión.

¿CÓMO PREVENIR EL COVID 19?

Con lo que conocemos sobre la forma de transmisión de COVID 19 podemos poner en práctica algunas medidas muy simples que pueden ayudar a detener la diseminación de la enfermedad. Son medidas que tiene como objetivo proteger a quien las practica y también, en el caso de los pacientes sintomáticos, evitar transmitir la enfermedad a quienes lo rodean. Son útiles no solo para el coronavirus sino para varias de las enfermedades causadas por virus respiratorios.

Ya que la transmisión se produce a través de las gotitas expedidas por los pacientes enfermos se recomienda poner en práctica lo que llamamos ¨Etiqueta de tos¨ que no es más que intentar contener la dispersión de estas gotas. Esto se logra tosiendo en el pliegue del codo o en un pañuelo descartable. Como las partículas virales pueden ingresar por boca, nariz u ojos por medio de las manos contaminadas no podemos recalcar lo suficiente la importancia de la higiene de manos y evitar tocar la cara con las manos contaminadas. Se cree que una persona se toca la cara más de 24 veces por hora y la mayoría de las veces no notara que lo está haciendo. Estos consejos que en la teoría son muy simples de comprender, en la práctica requieren cambios en los hábitos y mucha constancia, requieren desactivar mecanismos automáticos y estar muy atentos a nuestro entorno y a lo que tocamos. Otra medida útil es la limpieza de las superficies de alto contacto como picaportes, mesadas y pantallas táctiles, pero recordar que esto no reemplaza la higiene de manos.

PERÍODO DE INCUBACIÓN Y TRANSMISIBILIDAD.

Se estima que desde el contacto con un paciente infectado pueden pasar desde 2 hasta 14 días hasta desarrollar la enfermedad y que el periodo de incubación promedio de 5-6 días. Esto tiene implicancias en las medidas que se toman en cuanto a los aislamientos tanto en los preventivos que vuelven de viaje como en los pacientes con casos confirmados. El “R0” es un concepto matemático que define a cuántos pacientes contagiará un enfermo con COVID, se cree que en esta enfermedad este número es 2-4 lo que se puede ver en el crecimiento exponencial en los distintos países de los casos de coronavirus. Es decir que 1 enfermo contagiara a 2-4 personas más. Este valor es cercano al de la influenza pero mucho menor por ejemplo que el de sarampión que es de 15.

CUADRO CLÍNICO

Los principales síntomas son fiebre, tos y dificultad respiratoria. Con estas características es prácticamente indistinguible de otras enfermedades respiratorias por lo cual en este momento de la pandemia es necesario realizar las pruebas diagnósticas más allá del nexo epidemiológico (o sea de donde viene el paciente y con quien tuvo contacto). La mayoría de los cuadros son leves con fiebre, odinofagia o congestión nasal (80%) Están descritos también cefalea, escalofríos y dolor corporal. Algunos pacientes pueden presentar náuseas y diarrea. El síntoma más común es la fiebre 83-98%, seguido por la tos seca 76-82%.

MORTALIDAD

Este es un punto que obviamente nos interesa a todos. Los datos muestran que la mortalidad sería de alrededor 2,3%- 3,8%. Se desconoce el denominador de este índice, total de personas infectadas, porque la mayoría cursan cuadros leves. Sin embargo se ha encontrado algo de variabilidad en los distintos países. Hay muchos factores que pueden influenciar esto. Por un lado aún no conocemos si la mortalidad se mantendrá constante durante toda la esta situación epidemiológica. Cuando en un país o región se diagnostican los primeros casos, estos suelen ser más graves y con requerimiento de ventilación y mayor mortalidad y a medida que el virus empieza a circular en la comunidad se empiezan a detectar los casos más leves. Además cada población tiene sus características particulares que condicionan este número. En Hubei fue de entre 2,9 y 5,8% (reducción con progresión del brote) y en otras áreas de China 0,4-0,7%. Para tener un punto de referencia, la mortalidad de SARS fue de casi 10% y de MERS del 34.4%.

A partir del trabajo conjunto de la OMS con las autoridades chinas en un trabajo con 55.924 pacientes surgieron los siguientes datos: los menores de 20 años se ven poco afectados aunque su rol en la transmisión aún no está dilucidado, como diseminadores. La mortalidad aumenta con la edad siendo mayor en los mayores de 80 (21.9%) y con comorbilidades como HTA, enfermedad cardiovascular, diabetes, enfermedades respiratorias crónicas, otras enfermedades crónicas y neoplasias.

La mayoría de los pacientes tiene enfermedad leve y se recuperan. Un 13% presentó enfermedad severa y un 6.1 condición crítica con sepsis, falla respiratoria y multiorgánica. Los individuos con mayor riesgo son los mayores de 60 años. Solo un 2,4 % de estos casos fueron menores de 19 años y de estos solo el 2,5 % presentó enfermedad severa y solo un 0.2 % condición crítica.

RECOMENDACIONES PARA GRUPOS DE RIESGO

El Ministerio de Salud de nuestro país ha recomendado para las personas mayores (60 años o más) las siguientes medidas:

  • LAVADO DE MANOS FRECUENTE CON AGUA Y JABÓN O ALCOHOL EN GEL.
  • CUBRIRSE LA NARIZ Y LA BOCA CON EL PLIEGUE DEL CODO O USAR UN PAÑUELO DESCARTABLE AL TOSER O ESTORNUDAR.
  • VENTILAR LOS AMBIENTES ○ LIMPIAR FRECUENTEMENTE LAS SUPERFICIES Y LOS OBJETOS QUE SE USAN CON FRECUENCIA.
  • EVITAR CONTACTO CON PERSONAS CON FIEBRE O ENFERMEDAD RESPIRATORIA AGUDA.
  • MINIMIZAR LAS ACTIVIDADES SOCIALES, FUNDAMENTALMENTE LUGARES CERRADOS CON CONCURRENCIA IMPORTANTE DE PERSONAS, Y VISITAS DE PERSONAS SINTOMÁTICAS O QUE HAYAN TRANSITADO EN ÁREAS CON TRANSMISIÓN.
  • REFORZAR LA VACUNA ANTIGRIPAL Y EL ESQUEMA SECUENCIAL CONTRA EL NEUMOCOCO SEGÚN RECOMENDACIONES NACIONALES.
  • NO VIAJAR A ÁREAS DE TRANSMISIÓN DE CORONAVIRUS.
  • EVITAR VIAJES AL EXTERIOR.
  • EN EL CASO DE PERSONAS RESIDENTES EN INSTITUCIONES PARA PERSONAS MAYORES, SE RECOMIENDA EVITAR LAS VISITAS DE PERSONAS CON SÍNTOMAS RESPIRATORIOS Y QUIENES HAYAN ESTADO EN LUGARES DE TRANSMISIÓN VIRAL EN LOS ÚLTIMOS 14 DÍAS.

RECOMENDACIONES PARA CHICOS EN EDAD ESCOLAR

Es importante recordar que hasta el momento, en las publicaciones científicas, los chicos y adolescentes no se encuentran dentro de los grupos de riesgo y la mayoría han tenido cuadros leves.

Sin embargo por la actividad escolar podrían actuar como posibles “diseminadores del virus” en la comunidad. Es por este motivo y con la finalidad de prevenir infecciones que se recomienda:

  • REFORZAR LAS RECOMENDACIONES DE PREVENCIÓN DE INFECCIONES RESPIRATORIAS.
  • LAVADO DE MANOS FRECUENTE CON AGUA Y JABÓN O GEL ALCOHOL.
  • CUBRIRSE LA NARIZ Y LA BOCA CON EL PLIEGUE CODO, O USAR UN PAÑUELO DESCARTABLE AL TOSER Y ESTORNUDAR.
  • VENTILAR LOS AMBIENTES.
  • LIMPIAR FRECUENTEMENTE LAS SUPERFICIES Y LOS OBJETOS QUE SE USAN HABITUALMENTE.
  • EVITAR CONTACTO CON PERSONAS QUE TENGAN FIEBRE O ENFERMEDAD RESPIRATORIA AGUDA.
  • NIÑOS QUE NO VIAJARON A PAÍSES CON CIRCULACIÓN DEL VIRUS: ANTE LA PRESENCIA DE FIEBRE Y SÍNTOMAS RESPIRATORIOS (TOS, DOLOR DE GARGANTA O DIFICULTAD PARA RESPIRAR) SE RECOMIENDA NO ASISTIR AL ESTABLECIMIENTO ESCOLAR Y CONSULTAR CON SU MÉDICO.
  • NIÑOS QUE REGRESARON DE VIAJE DESDE LOS PAÍSES AFECTADOS: AUNQUE NO PRESENTEN SÍNTOMAS, ES OBLIGATORIO PERMANECER EN EL DOMICILIO Y EVITAR EL CONTACTO SOCIAL POR 14 DÍAS.

 

AISLAMIENTO EN DOMICILIO EN EL CASO DE UN ¨CONTACTO ESTRECHO¨

Medidas de aislamiento:

  • PERMANECER EN EL DOMICILIO
  • HABITACIÓN INDIVIDUAL CON BUENA VENTILACIÓN Y PUERTA CERRADA, BAÑO INDIVIDUAL, PREFERENTEMENTE.
  • SALIR DE LA HABITACIÓN POR PERIODOS CORTOS
  • DISTANCIA AL MENOS 1 METRO CON LOS DEMÁS COVID-19.
  • EVITAR CONTACTO CON ¨GRUPOS DE RIESGO¨
  • EVITAR ÁREAS COMUNES, EN MOMENTOS QUE SE COMPARTE UTILIZAR BARBIJO
  • EVITAR VISITAS
  • UTILIZAR BARBIJO SI REQUIERE SALIR DEL DOMICILIO, SITUACIONES EXCEPCIONALES
  • DEJAR ¨DELIVERY¨ EN LA PUERTA
  • HIGIENE DE MANOS Y CUBRIRSE LA BOCA Y NARIZ AL TOSER Y/O ESTORNUDAR CON LA CARA INTERNA DEL CODO.

 

Ciudadela, 16 de marzo de 2020

 

Ricardo CIRIELLI
Secretario General

Compartir:
Abrir chat
Powered by