La Air Race E como impulsora de tecnología eléctrica en la aviación

105
0
Compartir:

El avión eléctrico Cassutt IIIM despegó por primera vez y abre nuevas oportunidades para la aviación eléctrica.

Airbus informó que el avión Air Race E realizó lo que sería el primer vuelo de un avión de carreras totalmente eléctrico. Como socio fundador de la competencia, Airbus está desempeñando un papel importante en el desarrollo de una plataforma para crear vehículos aéreos eléctricos más limpios y eficientes.

Al mando del innovador avión estuvo Rein Inge Hoff. Durante la prueba, que duró 15 minutos, un Cassutt IIIM modificado se elevó casi en silencio sobre el aeropuerto de Tønsberg, en el sur de Noruega. Según Airbus, Hoff es el primer piloto en volar un avión de carreras totalmente eléctrico. La aeronave, que pertenece al equipo Nordic Air Racing, alcanzó una velocidad de crucero de 333 km/h (de 180 Kts), antes de aterrizar con total seguridad.

Este vuelo significa un avance importante para la aviación eléctrica. El avión fue diseñado para alcanzar velocidades de más de 400 km/h y participará en la serie Air Race E que comenzará en 2023.

La primera competencia de aviones totalmente eléctricos del mundo será mucho más que un espectáculo emocionante. Como socio fundador oficial, Airbus colabora con los 17 equipos aportando datos de investigación y experiencia en la industria que ayudan a impulsar colectivamente el desarrollo de motores eléctricos más limpios, potentes y tecnológicamente avanzados. Algunas de las ideas obtenidas de la competencia y, más especialmente, las lecciones aprendidas en la fabricación de sistemas eléctricos de propulsión aérea, serán activos clave para las soluciones futuras que Airbus podría aplicar a diversos desarrollos que van desde la movilidad aérea urbana hasta los aviones comerciales.

“Hoy, más que nunca, los desafíos nos empujan a trabajar de manera diferente, a ser disruptivos y a utilizar los aprendizajes y logros de varios sectores combinados. En este caso, volar aeronaves utilizando tecnologías eléctricas probadas de la industria automotriz es prueba de ello y es un enfoque que apoyamos plenamente como parte de nuestro viaje a la electrificación aérea”, dijo Karim Mokaddem, líder del programa de electrificación de Airbus.

“La industria aeroespacial no está sola en este viaje ya que la propulsión alternativa es el principal desafío para todos los sectores del transporte, y las tecnologías eléctricas e híbridas ya están revolucionando la movilidad en tierra. La aviación enfrenta diferentes desafíos y la industria aprende de las experiencias del sector automotriz”, dice el comunicado de Airbus.

Así como el automovilismo eléctrico está impulsando la innovación disruptiva en los vehículos terrestres, se espera que Air Race E brinde beneficios similares a la aviación. Hay muchas sinergias entre los bancos de pruebas de vuelo de Air Race E y los programas de Airbus, como los vehículos eléctricos de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL) y los proyectos de microhibridación, cuyo objetivo es alimentar un número creciente de sistemas a bordo a través de baterías.

Mokaddem señaló que algunas de las mejores prácticas de los aviones Air Race E, las lecciones aprendidas de los desafíos de la competencia, como la integración de baterías, la ingeniería de sistemas y el rendimiento de los tecno-ladrillos y, finalmente, la seguridad, podrían servir a las soluciones de Airbus.

Si bien Nordic Air Racing puede haber reclamado el honor del primer vuelo en un avión de carreras eléctrico, otros 17 equipos pasarán las próximas semanas y meses probando rigurosamente sus aviones en tierra y en el aire para competir en 2023.

Fuente: Airbus
Compartir: