La carta del presidente de Aerolíneas Argentinas a los empleados, a cuatro meses de haber suspendido operaciones

101
0
Compartir:

08/07/2020 iProfesional.com – Nota

Management Gestión
Pablo Ceriani sostuvo que las decisiones de las últimas semanas son para «evitar medidas drásticas como las que tuvieron que implementar otras compañías».

El presidente del Grupo Aerolíneas, Pablo Ceriani, señaló que se tiene que hacer «de Aerolíneas Argentinas un modelo de gestión de empresa pública», y sostuvo que las decisiones que anunciaron en las últimas semanas «tienen como único objetivo evitar medidas drásticas como las que tuvieron que implementar otras compañías».

En una carta dirigida al personal, el directivo apuntó que «en unos días, se cumplen cuatro meses desde que se anunció la suspensión de nuestras operaciones a Estados Unidos y Europa, luego vendría el cierre del resto de los vuelos internacionales y, finalmente, la cancelación del tráfico doméstico».
«Sin lugar a dudas, los cuatro meses más difíciles que tuvo que atravesar nuestra compañía, en el marco de la peor crisis de la historia en la industria aerocomercial», afirmó.

En la misiva que también se publicó el martes en los perfiles de redes sociales del directivo, Ceriani expresó: «En este contexto la realidad nos enfrentó a dos grandes desafíos: por un lado, tuvimos que diagramar una serie de operaciones especiales para repatriar a miles de personas y traer al país insumos sanitarios críticos para hacer frente a la pandemia. Por el otro, debimos adoptar una serie de medidas para sobrevivir a la crisis y evitar que Aerolíneas transite el mismo camino que otras compañías del mundo».

En unos días se cumplen 4 meses desde el cierre de las operaciones regulares de @Aerolineas_AR. Fueron los meses más difíciles para la compañía en donde la realidad nos enfrentó a dos grandes desafíos. pic.twitter.com/arHUumFcHj
— Pablo Ceriani (@ceriani_pablo) July 7, 2020

Agregó que «en ese correr nos encontramos ahora, realizando importantes esfuerzos para superar esta difícil situación, con dos objetivos primordiales: sostener las fuentes de trabajo y mantener operativos nuestros aviones para cuando podamos volver a volar».

Recalcó que «es muy importante que comprendamos que las decisiones que anunciamos en las últimas semanas tienen como único objetivo evitar medidas drásticas como las que tuvieron que implementar otras compañías».

Al respecto, puntualizó que «el cierre de otras aerolíneas nos debe hacer reflexionar sobre la responsabilidad que tenemos como línea aérea de bandera de ser una empresa eficiente y sustentable. Más allá del impacto que tuvieron en la industria las políticas aplicadas durante los últimos años y las decisiones que pudieron haber tomado otras compañías en desmedro de sus filiales locales, este escenario nos pone ante el desafío de mejorar nuestra productividad y adoptar las mejores prácticas de la industria».

«En ese sentido se dirige la fusión de Aerolíneas Argentinas y Austral, que avanza de manera sostenida y requiere del compromiso de todos nuestros equipos. La fusión ya fue informada a ambas asambleas de accionistas y las gerencias de operaciones y de seguridad operacional ya comenzaron a trabajar en conjunto», remarcó la misiva.

Añadió finalmente que «es nuestro deber hacer de Aerolíneas Argentinas un modelo de gestión de empresa pública, que pueda mirar de frente a los millones de argentinos y argentinas que hoy, ante una crisis sin precedentes, están haciendo un esfuerzo enorme para que nos mantengamos de pie».

«Estoy convencido que, con mucho esfuerzo y poniendo lo mejor de cada uno de nosotros, vamos a lograr superar esta situación y volver a pensar en un futuro de grandeza para nuestra compañía», concluyó Ceriani.

Recorte de sueldos
La compañía solo abonó el 50% de los sueldos de junio, con un piso de 35.000 pesos
Al referirse a las decisiones tomadas en las últimas semanas para «evitar medidas drásticas» como tomaron otras compañías del mismo sector, el presidente de Aerolíneas Argentinas no se refiere nada más a la suspensión de vuelos y rutas.

De hecho, a principios de julio se conoció que la compañía había decidido diferir el pago de sueldos correspondientes al mes de junio, abonando solo el 50% a casi la totalidad de sus 12.000 empleados.
La medida fue adoptada ante la demora en la llegada de partidas de Nación y encendió de inmediato el rechazo en los gremios, que fueron convocados a una reunión para evitar el inicio de medidas de fuerza.

El esquema salarial provisorio, que también alcanza a Austral, consiste en el pago de un piso de $35.000 de bolsillo para todos los trabajadores con sueldos de hasta $70.000 y a partir de ese escalafón se abonará el 50% del salario.
De esa manera, el trabajador de $35.000 cobrará el 100%, mientras que el de $50.000 percibirá el 70% y el de más de $70.000, la mitad de su ingreso habitual. El recorte afectará a 11.900 empleados, confirmaron en la empresa a iProfesional.

¿Cuánto cuesta mantener a flote Aerolíneas Argentinas?
El presidente de la compañía admitió que el déficit seguirá por varios años, hasta que se recupere la demanda
Recientemente la organización IDESA despertó la polémica advirtiendo en un comunicado que el gobierno nacional gasta más dinero en subsidios a Aerolíneas Argentinas que en la lucha contra el hambre.

En ese sentido, el instituto remarcó cómo las expropiaciones incidieron en la situación fiscal del Estado. En el caso de Aerolíneas Argentinas, según datos de ASAP y del Presupuesto Nacional entre el 2008 – el año de la estatización – y abril de este año, el Ejecutivo asignó $28.000 millones por año en subsidios y aportes de capital.

En paralelo, en el Plan Alimentario del Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno gastó $18.000 millones por año a precios actuales. «Esto significa que, desde la estatización de la compañía aérea, el Estado nacional destinó 50% más a Aerolíneas Argentinas que a la lucha contra el hambre», subrayó IDESA.

Ceriani por su parte confirmó que el déficit en la operatoria de la aerolínea continuará debido al golpe en sus finanzas que representó el cierre de operaciones.

El presidente de aerolínea de bandera dijo que el déficit en el presupuesto de la compañía aumentó desde los más de u$s680 millones del año pasado, y persistirá hasta que la demanda se recupere, lo que no se prevé que ocurra durante un par de años.

La operadora probablemente tardará al menos cinco años después de eso en alcanzar la rentabilidad, dijo en una entrevista en la sede de la aerolínea en el aeropuerto Aeroparque Internacional Jorge Newbery, de Buenos Aires.

Compartir: