La crisis del Covid se ensaña con las aerolíneas de Europa

101
0
Compartir:

NO HAY REGIÓN DEL MUNDO MÁS AFECTADA

Las compañías aéreas de EEUU protagonizan una envidiable recuperación mientras que las europeas se ven tremendamente castigadas por la gestión política de la pandemia
Perderán 22.200 millones de dólares en 2021, casi la mitad de los 47.700 millones que se registrarán a nivel mundial

La incapacidad de la Unión Europea para hacer frente de forma coordinada a la crisis del Covid-19 pasa factura a las compañías aéreas del viejo continente. Son, con asombrosa diferencia, las que más problemas están teniendo para salir de la dramática situación en la que se encuentran desde el estallido de la pandemia (La crisis del sector aéreo se ensaña con la economía española).

Según los datos recogidos por la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), las líneas aéreas de Europa pasarán de perder 34.500 millones de dólares en 2020 a 22.200 millones en este 2021. Pese a que lograrán, a base de reducir costes, una clara disminución de las pérdidas, sus datos están a años luz de los reportados por las otras dos grandes regiones del mundo.

América del Norte protagoniza una evolución envidiable. Sus aerolíneas cerraron 2020 con un balance negativo incluso peor que el de las europeas, con 35.100 millones de dólares. En cambio, gracias al exitoso plan de vacunación y a unas restricciones mucho más suaves, previsiblemente concluirán el presente año con una pérdida conjunta de 5.000 millones (17.200 menos que las europeas). Algo similar sucede en Asia-Pacífico, donde pasarán de los 35.000 millones de 2020 a 10.500 millones en el presente ejercicio (La vacuna funciona: EEUU se recupera a un ritmo vertiginoso).

¿Por qué están teniendo las aerolíneas europeas tantas dificultades para superar la crisis derivada de la pandemia? En primer lugar, la falta de adopción de medidas coordinadas ha dado al traste con cualquier amago de reactivación de la demanda. A ello se suman unas restricciones mucho más severas que en casi cualquier parte del mundo, con cuarentenas o costosas pruebas que hacen inviable la reactivación del negocio.

A ello se suma el lento plan de vacunación, otro de los grandes fracasos de la Unión Europea, así como el escaso peso del tráfico doméstico (debido al menor tamaño de los países), el cual se está recuperando de forma más vigorosa.

Fuente: preferente.com

Compartir: