Latam cancela hasta fin de abril todos sus servicios en Argentina

432
0
Compartir:

31/03/2020 Ambito Financiero – Nota – Economía – Pag. 15

Lo atribuyó a las restricciones impuestas por el Gobierno a la circulación de personas y la fuerte caída de la demanda de pasajes a raíz de la pandemia.
La filial Argentina de la línea aérea Latam (de capitales chilenos y brasileños) anunció ayer que suspendió “temporalmente” en el país todas sus operaciones de cabotaje e internacionales hasta el 30 de abril. Se suma así a una medida que ya había tomado la low cost Flybondi y que también alcanzó a los vuelos de otras compañías que operan de manera local o regional, como Andes y JetSmart.

La casa matriz de Latam había anunciado el domingo que recortaba más sus operaciones regionales desde Santiago de Chile, limitándola a cinco vuelos con destino a Brasil. Ya había dejado de volar a la Argentina.Ayer la filial local emitió un comunicado y explicó que “debido a las restricciones de viaje dispuestas por las autoridades y la menor demanda a raíz de la pandemia de Covid-19”, suspenderá temporalmente su operación doméstica e internacional en el país hasta el 30 de abril.

Detalló además que “todos los pasajeros que tengan vuelos cancelados no necesitan realizar ninguna acción inmediata” e indicó que “el valor de su pasaje se conservará automáticamente como crédito para viajes futuros, o podrán reprogramar la fecha de su vuelo, sin costo alguno, hasta el 31 de diciembre de este año”.

Finalmente, la compañía explicó que “la reapertura de rutas dependerá de cambios en las restricciones de viaje impuestas por las autoridades en el país y en los distintos países donde la compañía opera, y de las condiciones de demanda, y serán informados oportunamente”.

Latam es el mayor grupo aerocomercial de América Latina y es resultado de la fusión entre la chilena Lan y la brasileña Tam. La compañía ya venía recortando sus operaciones a nivel global, que quedaron ahora reducidas a su mínima expresión. Además impulsaba la aplicación de un plan de recorte de salarios del 50% entre sus empleados de mayores ingresos para permitir que los que menos ganan puedan seguir percibiendo el 100% del sueldo. Esta medida generó la reacción de los gremios en la Argentina, donde la compañía cuenta con una dotación superior a 2.000 empleados.

El anuncio no es ajeno a la situación general que vive toda la industria aerocomercial en el mundo, que está al borde de la quiebra como consecuencia de la paralización de viajes por el coronavirus. En Argentina, por las disposiciones oficiales de restringir la circulación de personas, ya había adoptado la misma decisión la empresa low cost Flybondi.

Ni siquiera la estatal aerolínea de bandera Aerolíneas Argentinas pudo zafar de este impacto a nivel local. El pasado 28 de marzo la empresa decidió no realizar más vuelos especiales a distintas ciudades el interior del país que se venían realizando para sostener la conectividad en el marco de la dosificación de vuelos internacionales a partir de las restricciones impuestas para evitar la propagación del coronavirus, según informaron fuentes de la compañía.

Compartir: