Llega a su fin la huelga en Spirit AeroSystems tras la aprobación del nuevo contrato

221
0
Compartir:
Los trabajadores de la filial local número 839 de la IAM (International Association of Machinists and Aerospace Workers) de Spirit AeroSystems aprobaron este jueves el nuevo convenio colectivo, lo que significará poner fin a la huelga que llevan adelante desde el viernes pasado en la planta de Wichita, Kansas.

Este nuevo contrato, señalaron desde la IAM, mejora significativamente la versión anterior que fue rechazada la semana anterior, mejorando la actualización salarial, dejando sin cambios el plan de cobertura médica y suspendiendo la obligatoriedad de hacer horas extra los fines de semana, entre otros beneficios.

En términos salariales, los trabajadores recibirán un bono en efectivo de 3.000 dólares, y un incremento en los salarios del 9,5% el primer año, un incremento garantizado del 23,5% en los cuatro años de duración del contrato, así como bonos anuales y correcciones por el incremento del costo de vida.

Sabíamos que estas negociaciones no iban a ser las típicas“, dijo Jason Baze, negociador jefe de la IAM Local 839. “Nuestros afiliados dijeron claramente que la oferta original era inaceptable al rechazarla rotundamente. El comité volvió a la mesa para abordar sus preocupaciones“, agregó.

Por su parte, Tom Gentile, Presidente y CEO de Spirit AeroSystems, dijo que han “escuchado atentamente a nuestros empleados y hemos presentado una oferta justa y competitiva“.

Con su aprobación por parte de nuestros empleados representados por la IAM, esperamos volver al importante trabajo de ofrecer productos de calidad a nuestros clientes“, agregó.

La empresa detalló que este viernes 30 de junio empezarán a retomar las operaciones en la planta de Wichita, mientras que esperan que la producción se reanude por completo para el miércoles 5 de julio, enfatizando que coordinarán de cerca con sus proveedores y clientes durante este proceso, manteniendo el foco en la seguridad y los estándares de calidad.

En su planta de Wichita Spirit AeroSystems fabrica todos los fuselajes de la familia 737 MAX, así como distintos componentes esenciales de otras familias de aeronaves que representan hasta el 70% de las estructuras de aeronaves de fuselaje angosto, de negocios y defensa de Boeing, por lo que la huelga puso en riesgo la ya golpeada cadena de suministros del fabricante.

Fuente: aviacionline.com
Compartir: