Los números de IATA no entusiasman

38
0
Compartir:

Encuesta revela un largo y empinado camino a la recuperación

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) realizó una encuesta que revela que el 76% de los potenciales pasajeros no viajaría hasta que la pandemia sea contenida. Los resultados fueron presentados por Thomas Pellegrin, de la consultora australiana CAPA, que realizó el sondeo.

Los resultados al momento de la consulta son contundentes: los potenciales pasajeros esperarían a que exista una vacuna segura que evite el contagio del COVID-19 antes de viajar.

Otros números recogidos indican que el 88% de los encuestados se realizarían una prueba de covid-19; el 87% cree que las aerolíneas deberían obligar que los pasajeros utilicen cubrebocas; un 84% estima que las pruebas para establecer el estado de quienes van a viajar deben ser obligatorias; el 86% de quienes viajaron en junio se sintieron satisfechos con las medidas que tomaron las aerolíneas y los aeropuertos y un 85% está preocupado por contagiarse de covid-19 en viajes en avión; mientras que el 87% muestra preocupación por la permanencia en cuarentena al arribar a destino. Por otra parte, el 83% evitaría viajar si se lo obliga a permanecer en cuarentena.

Los guarismos de la medición que fue realizada hace varias semanas, muestran que el miedo de las personas a contagiarse es decisivo más allá de las bajas posibilidades que han demostrado las más serias estimaciones matemáticas.

Las inseguridades financieras de los consultados también son un factor que reduce las posibilidades de viajar.

Otras estadísticas

Según un registro actualizado sobre el número de contagios por COVID-19 a bordo de aeronaves demuestra la escasa incidencia de transmisión del coronavirus. Desde principios de 2020 se han registrado 44 casos por COVID-19 asociados a un viaje en avión (casos confirmados, probables y potenciales). Durante el mismo período, han volado unos 1.200 millones de pasajeros, lo que lleva las probabilidades de contagio a 1 en 27 millones de viajeros. Aún si los números de contagios estuvieran subestimados y se supusiera la existencia de un 90% de casos no notificados, las probabilidades serían igualmente bajas al alcanzar la relación de 1/2,7 millones de pasajeros.

Por su parte, dice el informe de IATA, Airbus, Boeing y Embraer, los tres mayores constructores de aeronaves de transporte, han realizado una publicación conjunta sobre los resultados de investigaciones de simulación asistida por computadoras, que confirman que la dinámica de fluidos en sus aviones apoyan las estimaciones de IATA. Si bien la metodología difiere ligeramente, la simulación detallada confirma que los sistemas de ventilación de los aviones controlan el movimiento de partículas en la cabina, lo que limita la propagación de los virus.

La investigación de cada fabricante por separado arrojó resultados similares:

  • Los sistemas de ventilación de los aviones, los filtros de alta eficiencia (HEPA, por sus siglas en inglés), el respaldo del asiento como barrera natural, la circulación del aire de arriba hacia abajo y la elevada tasa de renovación del aire reducen de por sí el riesgo de transmisión de enfermedades a bordo en un escenario normal.
  • El uso obligatorio de mascarilla añade un nivel adicional y significativo de protección, por lo que, a pesar del factor de proximidad en cabina, el riesgo de contagio es menor con respecto a otros espacios interiores.

Ante estas evidencias se puede concluir que el factor “miedo” juega un papel clave en la recuperación de la actividad aerocomercial. Eso pone el foco en la necesidad de establecer políticas público – privadas de comunicación que informen objetivamente sobre los riesgos de viajar y fomenten el regreso de los pasajeros a los vuelos, el turismo y los viajes de negocios.

Fuente: aeromarket.com.ar

Compartir: