LOW COST. Ante restricción judicial para operar de noche, cancelarían vuelos

541
0
Compartir:

14/09/2019 Crónica – Nota – Política – Pag. 6

Sigue el conflicto por El Palomar

Ante la restricción nocturna en El Palomar informada por la Justicia, las aerolíneas “low cost” evalúan los pasos a seguir y advierten que de esta manera el esquema de negocios “pierde sentido”, al mismo tiempo que el fallo “altera las reglas del juegos por las que se decidió invertir en el país”. Desde el gobierno nacional adelantaron que el resultado podrían ser vuelos cancelados o reprogramados desde ahora hasta marzo.
A partir de una presentación del abogado Lucas Marisi a título personal, la jueza federal Martina Forns estableció una restricción horaria en horario nocturno (entre las 22 y las 7 del día siguiente) para el funcionamiento de la estación aérea -que opera vuelos low cost-, basado en el “derecho a descansar” y la “protección del ambiente sano”. Si bien el gobierno apeló el fallo, a través de la ANAC, esa acción fue recusada por la Cámara de San Martín y el expediente volvió a la jueza Forns por lo que sigue vigente su fallo, que se haría efectivo a partir del 26 de este mes.
El primero en criticar el fallo fue el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quien adelantó que de mantenerse esta medida “hay un serio riesgo” de que la base aérea El Palomar “no pueda seguir operando”.
En Flybondi estiman que la restricción afectará su actividad.
“La lógica de una aerolínea low cost es que sus aviones estén volando lo máximo posible para bajar los costos. Si hay una cantidad de horas que no podemos operar, el esquema pierde sentido. Es un caso de vulnerabilidad jurídica que atenta contra las empresas y las inversiones”, señaló Sebastián Pereira, CEO de Flybondi, al portal Ámbito Financiero.
En tanto, Gonzalo Pérez Corral, gerente general de JetSmart -la otra aerolínea que opera allí- advirtió que la medida altera las reglas de juego por las que la empresa decidió iniciar las operaciones en el país y que debería reprogramar el 100% de sus vuelos y cancelar 15% de sus frecuencias.
Flybondi proyectó que la medida afecta a un millón de pasajeros, de los cuales 300.000 ya tiene pagados sus pasajes. A esto se suma otro medio millón de JetSmart. Por otro lado, están en riesgo unos mil puestos de trabajo directo en el aeropuerto

PROHÍBEN LA ACTIVIDAD ENTRE LAS 22 Y LAS 7 POR EL “DERECHO A DESCANSAR”.

Compartir: