Más de un millón de turistas extranjeros visitaron la Argentina durante el invierno y trajeron al país USD 850 millones

30
0
Compartir:

22/09/2022 Infobae.com – Home

Economía.
El Ministerio de Turismo y Deportes detalló que en lo que va del año los viajeros internacionales gastaron más de USD 2.000 millones. Durante el invierno llegaron a la Argentina más de un millón de viajeros internacionales. (EFE/Juan Ignacio Roncoroni).

Durante la temporada de invierno 2022 ingresaron al país más de un millón de turistas extranjeros que generaron un impacto económico de 850 millones de dólares, según informaron a Infobae fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes. Sumado a ello, indicaron que durante julio y agosto la recuperación de ingresos de turistas con respecto al mismo periodo de la prepandemia se ubica en torno al 70 por ciento.

En lo que va del 2022 ya ingresaron al país 4.510.000 visitantes extranjeros, de los cuales 2.312.000 fueron turistas (pernoctaron al menos una noche en el país). Estos viajeros gastaron un total de USD 2.060 millones en la economía argentina.

“Estamos muy satisfechos con el ritmo de recuperación del turismo receptivo. De la mano de la recuperación de la conectividad, en la que Aerolíneas Argentinas tuvo un rol central, y de la promoción en mercados estratégicos, tuvimos un invierno muy bueno y esperamos un último trimestre con niveles muy cercanos a los de la prepandemia. En términos del gasto que tienen esos visitantes ya estamos próximos a superar los números de 2019″, dijo Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes.

En lo que va del año, el impacto de los viajeros extranjeros es de más de dos mil millones de dólares.
Si se consideran los últimos tres meses del año, la recuperación del gasto turístico está en un 90% con respecto a los mismo meses del 2019, antes de que estalle la pandemia de coronavirus. “Se estima que los últimos meses del año van a terminar con cifras superiores a la prepandemia”, indicaron desde la cartera que conduce Lammens.

En lo que respecta al origen de los viajeros se destaca el ingreso de turistas brasileños, “principal mercado de turismo receptivo”; de uruguayos, “cuyo mercado está por encima de las cifras de la prepandemia”; y los estadounidenses, con un fuerte nivel de recuperación y un nivel de gasto equiparable a los que se registraban antes de la aparición del Covid-19.
En ranking de los países desde donde llegaron los turistas extranjeros se compone de la siguiente forma: Brasil (22,8%), Uruguay (20,3%), Paraguay (10,8%), Chile (10,7%), Estados Unidos (8%), España (4%), Bolivia (3,6%), Perú (2,4%), Colombia (2,3%) y Francia (2%).

Los turistas brasileños representan el 22,8% del total de ingresos de viajeros internacionales, convirtiéndose en el principal mercado para el turismo receptivo.

“Los mercados que se recuperaron a mejor ritmo durante el invierno con respecto al mismo período de la prepandemia fueron Uruguay (131%), México (81%), Estados Unidos (80%), Brasil (70%) y Colombia (69%)”, indicaron desde el Ministerio.

En cuanto a las formas de acceso al país, el 48% lo hizo por la vía aérea, un 40% por la vía terrestre y el 12% restante por vía marítima. De este total, un 28% ingresó por Ezeiza, un 16% por Aeroparque, un 12% por el Puerto de Buenos Aires, un 8% por el Puente Internacional Tancredo Neves y un 7% por el paso Gualeguaychú-Fray Bentos. El resto de los ingresos fueron por otros pasos fronterizos.

“Nuestro plan está dando sus frutos: de la mano de Previaje sostuvimos al sector en el peor momento de la pandemia con el impulso del turismo interno; una vez que la situación sanitaria permitió que se abrieran las frontera apostamos por el turismo regional con excelentes resultados; y en esta nueva etapa estamos trabajando mercados como el de Estados Unidos y Francia, cuyos turistas tienen un gasto promedio muy elevado”, agregó el ministro Lammens.

Por último, el funcionario agregó: “El turismo receptivo representa una gran oportunidad para el país porque es una actividad amigable con la medioambiente, genera divisas de manera genuina, moviliza las economías regionales y crea posibilidades de empleo para los jóvenes. Estamos trabajando para transformar a la Argentina en una potencia turística a nivel mundial”.

Compartir: