Mujeres argentinas en el Día Internacional de la Mujer

459
0
Compartir:

Fueron muchas las mujeres que marcaron la historia, que lucharon por nuestros derechos y que nos inspiran día a día. El campo de la aviación no fue la excepción. Las siguientes mujeres fueron algunas de las pioneras en la aviación nacional, y a quienes yo logré conocer en la sala de la Mujer Aeronáutica en el Museo Nacional de Aeronáutica.

Amalia Figueredo de Pietra, primer piloto argentina

Amalia fue la primera mujer en pilotar un avión, no solo del país, sino de toda América del Sur. La rosarina nació en el año 1895 y estudió Obstetricia en la Facultad de Medicina de Buenos Aires y música en el Instituto Fontova.

En el año 1914 se mudó con su hermano a la localidad de Villa Lugano, en las cercanías del aeródromo, donde conoció a Jorge Newbery. Este fue quien la inspiró y la llevó en su primer vuelo bautismo.

La joven de 19 años inició su instrucción con Paul Castaibert, aviador y constructor de aeroplanos, en un monoplano Castaibert-Anzani 25 HP. El problema de este avión era que tenía una sola carlinga y obligaba a aprender en tierra. En este aeródromo no le permitían volar sola por lo que decidió irse  a San Fernando, siendo su nuevo instructor el francés Marcel Paillete. La nueva aeronave de instrucción era un biplano Farman-Gnome que no tuvo la suerte de continuar instruida por este mismo debido a la Primera Guerra Mundial, por lo que continuó con la enseñanza el uruguayo Ricardo Detomasi, oriundo de Mercedes.

El 6 de septiembre de 1914 realizó su primer examen pero tuvo un accidente, que por suerte no llegó a tener consecuencias. Casi un mes después, el 1 de octubre volvió a rendir ante los examinadores del Aeroclub Argentino y obtuvo el brevet de Piloto Aviador n°58 de la Federación Aeronáutica Internacional, convirtiéndose en la primer piloto argentina.

Su carrera en el mundo aeronáutico finalizó cuando se casó en el año 1916 con Alejandro Pietra, y falleció en el año 1895 a los 90 años de edad.

Algunas de las distinciones con las que fue honorada fueron: Presidenta del Aeroclub Femenino de la Argentina, fue designada Socia honoraria del Círculo Militar de Aeronáutica (1952), título de Precursora de la Aeronáutica Argentina otorgado por la Fuerza Aérea Argentina (1970), y Capitán de Reserva de la Fuerza Aérea Argentina (1983).

Carola Lorenzini, la primera instructora de Sudamérica

Carolina Elena, como era su verdadero nombre, fue una pionera que recibió su carnet de aviadora civil en el año 1933 y que se convirtió en la primera mujer en obtener el título de instructora de vuelo en América del Sur en 1941, siendo también la primera en cruzar el Río de la Plata en un vuelo en solitario.

La “paloma gaucha”, como era conocida por su forma de vestir, nació el 15 de agosto de 1899 en Alejandro Korn, provincia de Buenos Aires. Desde pequeña le gustaban los deportes y la adrenalina, y así fue que se destacó en equitación, remo, atletismo, salto, jabalina y hockey. Trabajó en la Compañía Unión Telefónica, donde seguidamente tenía conflictos por su llegada tarde debido a sus horas de vuelo.

En 1930, en el aeródromo de Morón, tuvo su primer vuelo bautismo con Victoriano Pauna. Después de ese momento quedó fascinada y comenzó su carrera como piloto. A los tres meses de práctica obtuvo el carnet de piloto civil internacional, con casi 20 horas de vuelo. En el mes de noviembre, a bordo de un Fleet 51 cruzó sola el Río de la Plata, convirtiéndose en la primera mujer en haberlo realizado. En 1931, tras muchas cartas y reiterados pedidos de ingreso la aceptaron en el Aero Club Argentino de Seis de Septiembre.

Cumplió su sueño de recorrer el país por el aire: en 1938 llegó a pedir un avión Focke Wulf al entonces comandante de Aviación del Ejército y lo consiguió. Así, visitó las 14 provincias y 10 gobernaciones de entonces donde siempre había público que esperaba expectante sus acrobacias.

En 1941 un grupo de aviadoras uruguayas llegaría al aeroclub de Morón y Carola decidió brindarles una despedida con acrobacias el día 23 de noviembre. Se subió a un Focke-Wulf Fw44, avión que no solía volar habitualmente. Tomó altura, realizó una acrobacia muy audaz y cuando intentó realizar una nueva maniobra algo falló y el avión cayó perdiéndose detrás de unos árboles. En ese mismo instante la piloto falleció  y fue noticia a nivel mundial.

Ellas dos fueron solo algunas de las mujeres que en nuestro país abrieron camino y permitieron que llegáramos y continuemos su lucha. En esta sala del museo también se encuentran expuestas las argentinas Maureen dunlop, Sabiha gokcen, María Angélica Romo, Edith sorensen, Maria angelica medina, Luisa Quiroga, Maria martha rubio, Elena basujino, Haydee lefebre, Alborada Giribaldi, Elisa Villalba y S Ferrari Billinghurst.

En este 8 de marzo esta pequeña conmemoración busca que podamos conocer un poco más sobre nuestra historia, nuestro camino, los derechos y el lugar que obtuvimos gracias a quienes estaban dispuestas a luchar por lo que querían (y les correspondía). Continuemos su camino valorando, reconociendo y agradeciendo a las mujeres que nos inspiran día a día.

Fuente: aviacionline.com

 

 

 

Compartir: