Norwegian: una ley urgente la salva del cierre definitivo

370
0
Compartir:

EL PARLAMENTO NORUEGO LE PERMITE SEGUIR VOLANDO

La nueva ley consiguió el apoyo unánime del comité de justicia del Parlamento y se aprobó este viernes
«Ahora Norwegian tendrá un marco legal que le puede ayudar a disponer de tiempo para organizarse», dice el presidente de la comisión parlamentaria, Lene Vagslid.

De forma urgente, el Gobierno noruego resolvió esta semana la posibilidad de que Norwegian sobreviva a la profunda crisis económica a la que se ve abocada. Como sucede en Estados Unidos, una ley aprobada de urgencia permitirá a las aerolíneas en banca rota seguir volando, lo que le ofrece una manera de organizar su liquidación. Esta disposición permitiría que si Norwegian no logra reestructurar su deuda y al mismo tiempo conseguir la ayuda del estado noruego, pueda aún seguir volando, en teoría para organizar su liquidación.

La nueva ley consiguió el apoyo unánime del comité de justicia del Parlamento y se aprobó este viernes. Equivale al famoso capítulo 11 del código de quiebras de Estados Unidos, que permitió que casi todas las grandes aerolíneas de ese país pudieran disponer de amplios periodos de tiempo para reorganizarse, estando en quiebra.

El presidente de la comisión parlamentaria, Lene Vagslid, explicó que “hemos tramitado esta propuesta rápidamente para que también rápidamente se pueda reorganizar la compañía de forma integral. Ahora Norwegian tendrá un marco legal que le puede ayudar a disponer de tiempo para organizarse”. El objetivo es evitar la pérdida de puestos de trabajo cuando la compañía quiebre, lo cual se considera inminente.

Los medios escandinavos barajan la posibilidad muy probable de que Norwegian se reconvierta ahora en lo que era antes de su gran expansión: una aerolínea escandinava, con cobertura en Europa y sin su rama de vuelos intercontinentales y, probablemente, también sin sus filiales en el exterior, que no quedan cubiertas por estas disposiciones noruegas. Se trata de reconstruir la compañía como un operador local, que compita con SAS.

Håvard Wiker, un abogado experto en estos temas, dijo a la televisión noruega NRK que esta medida permitirá que Norwegian pueda presionar a los acreedores a convertir su deuda en acciones porque, naturalmente, con esta ley no cobrarán, de manera que se verán presionados a salvar algo mediante la conversión.

Fuente: Preferente.com

 

Compartir: