Pilotos de Qatar Airways alertan por horas de trabajo no contabilizadas y fatiga oculta.

124
0
Compartir:

Los pilotos de Qatar Airways afirman que la aerolínea estatal no contabiliza sus horas de trabajo y hace caso omiso de las quejas de fatiga, una infracción de la seguridad que perjudica la salud del personal y pone en peligro la vida de los pasajeros.

El testimonio demuestra cómo el abuso de los trabajadores se extiende incluso a las industrias de alta cualificación del país del Golfo, ya que Qatar Airways intenta minimizar el tiempo de inactividad de la tripulación.

«Es evidente que se trata de un enorme problema de salud y seguridad para los propios pilotos, y para las personas que vuelan», afirmó Isobel Archer, del Centro de Recursos para Empresas y Derechos Humanos.

Las revelaciones llegan meses antes de que Qatar acoja su primera Copa del Mundo, con la esperanza de que la aerolínea, como patrocinador principal, se convierta en el transportista preferido del fútbol. Pero los pilotos se preocupan por los riesgos que podrían correr los aficionados, y afirman que los vuelos ultralargos son operados ahora por tripulaciones con poco personal y agotadas, una presión que sólo ha empeorado con la pandemia.

«Me quedé dormido durante el descenso con 400 pasajeros a bordo», recuerda Erik de uno de esos vuelos de largo recorrido que aterrizó sin problemas en la base de la compañía en Doha.

«No puedes hacer nada. Tu cuerpo te pide a gritos que descanses. Sientes el dolor dentro del pecho y eres incapaz de mantener los ojos abiertos», dijo el primer oficial a Reuters, utilizando un seudónimo para poder hablar con más libertad.

Erik y otros seis miembros de la tripulación de vuelo dijeron que las horas de trabajo de la aerolínea les llevaban al agotamiento y que los directivos se negaban a darles suficiente descanso.

Muchos ni siquiera presentaron informes de fatiga, por temor a un escrutinio adicional por parte de una aerolínea que despidió a miles de empleados en la pandemia. Otros dijeron que sus informes fueron ignorados o que no recibieron un descanso acorde con el turno trabajado.

«Estamos sobrecargados de trabajo y fatigados, pero nunca rellené un informe de fatiga porque no quiero estar en el punto de mira», dijo Erik.

El manual establece que, para mitigar la fatiga, «el descanso en vuelo no cuenta como tiempo de vuelo», apartándose de un cálculo estándar utilizado por la mayoría de las autoridades de aviación civil.

«Cuentan las horas de una manera diferente. No hace mucho tiempo yo era el ‘tercer piloto’ de guardia: mi función era controlar a los pilotos de delante, así que estaba activo al 100%», explica Erik.

«El tiempo de vuelo fue de una hora y 33 minutos, pero el tiempo contabilizado fue sólo de tres minutos. Eso es lo que se sumó a mi límite de vuelo», dijo.

Dos compañeros de primera línea registraron horas de vuelo durante las dos primeras semanas de enero que superaron las 115 horas, por encima del límite de 28 días de 100 horas que figura en el propio manual de la aerolínea.

Reuters preguntó a Qatar Airways si había observado un aumento de la fatiga o de los problemas de seguridad relacionados con ella, cómo calculaba las horas de trabajo y de descanso, y si estaba tomando medidas para que el personal se sintiera más cómodo a la hora de informar sobre la fatiga.

Un portavoz dijo que la compañía estaba comprometiéndose con los empleados «para garantizar que el tiempo de descanso y las necesidades de turnos de nuestro equipo de tripulación de vuelo están estrictamente equilibrados con los requisitos operativos de la aerolínea, especialmente teniendo en cuenta los desafíos únicos a los que se enfrenta el sector de la aviación comercial mundial».

La aerolínea indicó que había aplicado «condiciones mejoradas para las horas trabajadas», pero no dio detalles y dijo que estaba trabajando para poner «el más riguroso programa de gestión de riesgos de fatiga.»

Fuente: aviacionaldia.com

Compartir: