Recalde advierte a los sindicatos aeronáuticos: «Hay que pensar un nuevo contrato social»

466
0
Compartir:

24/06/2020 LaPoliticaOnline.com – cable

El ex presidente de Aerolíneas respaldó las medidas de Ceriani para ahorrar costos y alcanzar una mayor eficiencia. Las «improductividades» a eliminar.

El ex presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, lanzó un duro mensaje a los gremios aeronáuticos y anticipó la discusión de un «nuevo contrato social» para salir de la crisis en el turismo provocada por el coronavirus.
«La pandemia pone en jaque a todas la aerolíneas del mundo. Van a jugar un rol importante los sindicatos, que son sindicatos combativos y muy aguerridos, pero que tienen que pensar un nuevo contrato social dentro del mercado aerocomercial para poder despegar otra vez. Porque la situación es muy compleja para todas las líneas aéreas del mundo», afirmó en declaraciones a C5N.

En ese sentido, respaldó las medidas de Pablo Ceriani para mejorar la productividad de la empresa estatal. «Está tomando medidas drásticas, tomando riendas. Propusieron la fusión de Austral y Aerolíneas como una manera de ahorrar. Están dialogando con los gremios para ver cómo ir dándole más eficiencia y pensando en volver a volar», dijo.
Como explicó LPO, la nueva gestión dio varias señales de austeridad en este primer semestre que lleva a cargo de la compañía. Además de la mencionada fusión para evitar la duplicación de estructuras y la suspensión de trabajadores durante la pandemia, el presidente de Aerolínas se propuso «operar con la máxima eficiencia y atacar las improductividades estructurales para alcanzar los estándares de la industria».

Descarnado diagnóstico sobre Aerolíneas: «El Estado no puede seguir financiando esta irracionalidad»
«No podemos sostener improductividades que la única razón que tiene es evitar conflictos. Tenemos que resolver los conflictos. Es un imperativo moral que resolvamos definitivamente este tipo de cosas», había agregado, en la misma línea.
En este marco, fuentes cercanas a la compañía comparten el descargo que hizo Latam en el Procedimiento Preventivo de Crisis presentado al ministerio de Trabajo, donde especifica las trabas con que se encontró al momento de proponer cambios para mejorar la productividad.

Allí, Latam subraya que «existen restricciones históricas de competitividad, vinculadas a las relaciones laborales» que hacen que la filial argentina sea un 30% menos competitiva que el resto del grupo y abone salarios en dólares un 101% más altos en el caso de los tripulantes de cabina.

Entre los cambios propuestos, que ahora podría imitar Aerolíneas, Latam menciona la instalación de plataformas electrónicas para realizar el check-in de forma automática, la eliminación de las prioridades de pase a cabina Business para las vacaciones de los empleados, que el personal pueda despachar más de tres aeronaves durante un turno, el control horario mediante fichaje, la reducción de descansos y la ampliación de la jornada laboral.

 

Compartir: