Rolls-Royce sigue con el programa de propulsión híbrido-eléctrico

68
0
Compartir:

El poderoso generador que estará en el corazón del sistema de propulsión y potencia aerodinámica híbrido-eléctrico más potente del sector aeroespacial ha llegado al banco de pruebas de Bristol.

Publicado el Jul 23, 2021 – Aeromarket.com.ar

El generador de potencia que formará parte del programa demostrador del Sistema de Generación de Energía 1 (PGS1), de 2,5 megavatios (MW) de Rolls-Royce, que está pensado para utilizarse en futuras aeronaves, llegó al Testbed 108 (banco de pruebas diseñado para ensayos de poderosos motores híbrido-eléctricos) en Bristol, Reino Unido, después de haber completado fases de desarrollo en las instalaciones del fabricante de motores en Trondheim, Noruega.

El Sistema PGS1 está pensado como parte del programa de motores para futuras aeronaves regionales. El generador podría llegar a equipar aeronaves más grandes y futuras aplicaciones terrestres o marinas.

 

El PGS1 forma un elemento importante en la estrategia de sostenibilidad de Rolls-Royce, que incluye el desarrollo de sistemas innovadores de propulsión y energía eléctrica.

El gigante de la fabricación de motores ya ha realizado ensayos en el “Testbed 108”, con los controles y el sistema de gestión térmica del motor AE2100.

Adam Newman, ingeniero jefe de diseño, Aviation Futures, Rolls-Royce, dijo: “Estamos emocionados de llevar el generador a nuestro nuevo banco de pruebas y comenzar a integrar el PGS1 por completo. Este es un hito clave en el programa, que reúne el trabajo de equipos en el Reino Unido y Noruega que han trabajado duro para llegar a este punto”.

El tamaño del generador es similar al de un barril de cerveza, pero su capacidad llegaría a ser suficiente para producir electricidad de forma continua para unos 2.500 hogares. Según el fabricante, el programa de pruebas tiene el propósito de verificar la capacidad del generador que, al alcanzar los megavatios previstos, acercará a la realidad concreta los aviones híbridos del futuros.

Tanto la construcción de las instalaciones del Testbed 108, como PGS1, han sido respaldados por el proyecto MegaFlight del Instituto de Tecnología Aeroespacial del Reino Unido, mientras que el diseño, la fabricación y las pruebas del generador eléctrico, el motor y la electrónica de potencia de 2.5MW en Trondheim, ha sido respaldado por el programa de la Unión Europea Clean Sky 2.

Compartir: