Ryanair cambia las alas de sus Boeing 737 para ahorrar combustible

41
0
Compartir:

08/11/2022 Elmundo.es (España) – Nota

La aerolínea invertirá más de 200 millones de euros en cambiar el diseño de la punta de sus alas para que sus aviones ganen en aerodinámica.

Ryanair cambiará el diseño de las alas de todos sus Boeing 737 clásicos para reducir el consumo de combustible y ahorrar hasta 65 millones de euros en la factura energética al año. La decisión de la mayor aerolínea low cost de Europa aparece en los pliegues de su memoria financiera, junto a con los datos (récord) del semestre abril-septiembre de 2022 de forma oficial, como compromiso de recorte de emisiones de dióxido de carbono.

En las próximas semanas, Ryanair comenzará a trabajar en los ‘winglets’ de los 409 Boeing 737-800. Así, reemplazará la punta de sus alas por otras con un extremo en forma de cimitarra y otro elemento hacia abajo. Con esto, ayudarán a mejorar la eficiencia aerodinámica del ala y, de esta manera, el avión requiere menos queroseno. En el documento, la low cost estima que el trabajo de rediseño de sus aviones supondrá un gasto superior a los 200 millones de euros -casi medio millón por avión- y con ello conseguirán un ahorro del 1,5% en el consumo de combustible. El cambio no afectará a los Boeing 737 Max que ya cuentan con un flap de este diseño.

Según los expertos, con los nuevos extremos de «cimitarra», cuanto más tiempo vuela el avión, más aumenta la tasa de reducción del queroseno necesario. Por lo tanto, un Boeing 737-800 tendría beneficios que van desde un 0,7% de ahorro de energía para un vuelo de 800 kilómetros, hasta un 2,2% para un vuelo de 5.500 kilómetros. En lo que respecta a Ryanair, esto supondría un ahorro estimado de entre 155.000 y 160.000 euros al año. Teniendo en cuenta que tienen 409 jets, el ahorro final oscilaría entre 63 y 65 millones de euros. El grupo de bajo coste -que también incluye las divisiones Malta Air, Buzz y Lauda Europe- cuenta con una flota total de 517 aviones , incluidos los clásicos Boeing 737, 737 Max y Airbus A320. Entre 2013 y 2014, American United Airlines ya realizó una modificación similar.

En el plano económico, Ryanair cerró el primer semestre fiscal -el año para la compañía arranca el 1 de abril y finaliza 12 meses después- con 95,1 millones de pasajeros (más de los 85,7 millones registrados en el mismo periodo de 2019, pre Covid), una tasa de cobertura del 94% (fue del 96% tres años antes), 6.620 millones de euros de ingresos (frente a 5.390 millones en 2019) y 1.370 millones de euros de beneficio (frente a 1.150 millones en el primer semestre de 2019) repartidos de la siguiente manera.

Italia se confirma como el primer país por ingresos: en el semestre abril-septiembre de 2022, los ingresos por pasajeros ascendieron a 1.460 millones de euros. En segundo lugar se sitúa España, con 1.180 millones, seguido de Reino Unido (948 millones). «La recuperación para el resto del año sigue siendo frágil y aún podría verse influenciada por nuevas variantes de Covid o eventos geopolíticos adversos como la guerra en Ucrania», asegura, cauteloso, el director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary.

Compartir: