Solá reconoció que hay 10 mil argentinos varados y culpó a las aerolíneas

320
0
Compartir:
09/04/2020 LaPoliticaOnline.com – cable

En una teleconferencia en Diputados, el canciller destacó que hay 150 mil que pudieron retornar, pero que las compañías aéreas vendieron tickets y cancelaron vuelos.
Felipe Solá admitió que hay al menos 10 mil argentinos varados en el exterior que no pueden retornar desde que se cancelaron los vuelos internacionales por el brote mundial de Coronavirus, responsabilizó a las compañías aéreas y aseguró que al menos una tercera parte recibe asistencia de los consulados.
«Las empresas venden boletos y luego les dicen que se cancelan los vuelos porque no tienen entrada. Y es mentira. Los cancelan porque saben que es una pérdida porque vuelven vacíos», denunció en una teleconferencia anta la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.
Solá negocia con las aéreas repatriar argentinos varados y cubrir los retornos con extranjeros
La oposición restringió las preguntas al operativo de repatriación de los argentinos, que el canciller dijo que ocupaba el 90 por ciento de su tiempo. Aseguró que ya retornaron 150 mil, la mitad desde Brasil, y que es muy común que las listas de varados se agrandan porque se anotan residentes en el extranjero con ganas de volver.
Son los casos de los jóvenes que participaban del programa «Work and travel» o los que trabajaban en Cancún y esperaban permanecer varios meses. «El 12 de marzo armamos una lista con todos los que tenían pasaje de vuelta y fue incrementándose».
Contó que a partir del 17 de marzo empezó a haber vuelos humanitarios con 40 o 50 personas, pero luego se redujeron por las condiciones impuestas por el Ministerio de Salud, que ahora sólo permite aterrizar 300 personas por día en Ezeiza.
«Las empresas venden boletos y luego les dicen que se cancelan los vuelos porque no tienen entrada. Y es mentira. Los cancelan porque saben que es una pérdida porque vuelven vacíos»,
La radical Karina Banfi le pidió un cronograma para los retornos pero le respondió que era imposible porque la pandemia no permite planificar a más que de diez días. Fernando Iglesias, del PRO, planteó si no era preferible habilitar ingresos en el norte del país para los varados en el Mercosur; y la cordobesa Soher El Sukaria exigió aterrizajes en Córdoba. Solá recordó que además de reducir la cantidad de retornos, Salud recomienda concentrarlos para limitar los focos posibles de contagio.
La reunión la coordinó el presidente de la Comisión Eduardo Valdés, del Frente de Todos, y fue la primera actividad oficial del Congreso en un jueves santo que se recuerde en mucho tiempo. Como en cada teleconferencia, el presidente de la Cámara Sergio Massa abrió el debate desde su despacho del Congreso. Volverá a hacerlo el lunes, cuando el ministro de Agricultura Luis Basterra exponga por zoom.
El canciller informó que los vuelos de regreso demandaron más de 1 millón de dólares al Estado argentino y se gastaron 342 mil en esa moneda en asistir a 3597 personas varadas. «Priorizamos a los más vulnerables, que pueden ser por edad, por salud o por el tiempo que hace que están y los ahorros que le queden», explicó.
La tarea la coordina cada consulado según las particularidades en cada región. Por caso, muchos jóvenes quedaron perdidos en Perú y algunos fueron rescatados en dos Hércules de la fuerza aérea, que llegaron hasta Arequipa y Lima.
Pero no pudieron aterrizar en Cusco, donde aún quedan 150 y deberán esperar, porque la prioridad de la fuerza aérea será traer chicos desde Ecuador, donde hay más contagios y muertes por Coronavirus.
Solá contó que muchos argentinos estaban en zonas alejadas como África o el sudeste asiático sin vuelo directo a Argentina optaron por destinos más cercanos, como el distrito federal de México, Miami y Panamá, donde hasta hicieron una «zona limbo» en el aeropuerto para exigir su retorno.
Y en aquellos aeropuertos en los que aerolíneas argentinas no tiene base no hay otra opción que pagar charter, como el que enviaron a Cancún y costó 75 mil dólares. Sino, explicó, sólo resta pedir asientos vacíos con las empresas o los gobiernos, que en muchos influyen sobre las compañías aéreas, como el caso de Latam o Copa. «Tuve negociaciones con cancilleres que empezaban siendo políticas y terminaban siendo por precios», relató.
La mayor cantidad de varados están en Miami y en Europa, donde trajeron 2 vuelos desde Zurich pero aún quedan muchos argentinos dispersos en Madrid y Ginés González García no los quiere de vuelta.
Perú endurece medidas y complica a los más de 400 argentinos varados en Cusco
«Es un problema serio, porque asusta al Ministerio de Salud. Los aviones vienen con gente que no tiene síntomas ni temperaturas pero los manifiestas al embarcar, que es un ambiente de mucho contagio. Y todo el avión es un riesgo», confesó.  Alberto Fernández reconoció en una de sus últimas entrevistas que puede venir alguien de España «y hacer un desastre» con los contagios.
Los diputados oficialistas Darío Martínez y Marcelo Cassaretto lo consultaron por el mundo que viene después de la pandemia y el rol de los organismos internacionales, pero Solá prefirió no avanzar demasiado.
«El contacto con los organismos lo tiene (el secretario de Asuntos Estratégicos Gustavo Béliz) y el Ministerio de Hacienda», explicó y recordó que el presidente pidió un «fondo común sanitario» durante la teleconferencia del G20. Todavía no existe.

Compartir: