Sukhoi no ha recibido pedidos por el Superjet 100 este año.

427
0
Compartir:

El principal avión de pasajeros de Rusia, el Sukhoi Superjet 100, concebido como un rival de Airbus, Bombardier y Embraer, no tiene pedidos confirmados este año más allá de un acuerdo de larga data con la aerolínea estatal Aeroflot, dijeron dos fuentes a Reuters.

La aeronave, que entró en servicio en 2011 y fue el primer jet de pasajeros construido en Rusia desde la caída de la Unión Soviética, ha tenido una historia problemática a pesar de que el Estado ha invertido miles de millones de dólares en su desarrollo. El año pasado, un Superjet sufrió un accidente en Moscú, matando a 41 personas.

Sukhoi Civil Aircraft, que está controlado por el holding estatal ruso Rostec, esperaba vender cientos. Pero la escasa demanda, los problemas de servicio y los retrasos en el suministro de piezas de repuesto, significa que sólo 142 de los aviones están en uso.

Aeroflot actualmente cuenta con 54 Superjets en su flota, se espera que reciba hasta 17 más este año, dijo el Ministerio de Comercio e Industria de Rusia a Reuters. La aerolínea firmó un contrato a largo plazo en el 2018 por 100 aviones entre el 2019 y el 2026.

Pero dos fuentes familiarizadas con los planes de la empresa dijeron a Reuters que Sukhoi actualmente no tiene otros clientes en fila para el 2020.

“(El proyecto Superjet) depende de una decisión del gobierno sobre el apoyo del estado, porque todavía no funciona comercialmente”, dijo una de las dos fuentes.

El Superjet es operado predominantemente dentro de Rusia por aerolíneas regionales, corporaciones y entidades gubernamentales. Ha tenido un éxito mixto con los transportistas extranjeros.

La aerolínea irlandesa CityJet dejó de operar sus siete Superjets el año pasado y la mexicana Interjet dijo el año pasado que planeaba vender sus 22 aviones.

Sukhoi, en un comunicado, se negó a revelar su cartera de clientes.

“La empresa está trabajando para aplicar los contratos en interés de los operadores de aeronaves y los clientes, el principal de los cuales es la aerolínea rusa Aeroflot”, dijo.

Al preguntarles si tenían planes de comprar o arrendar Superjets este año, las tres mayores aerolíneas privadas de Rusia – S7, UTair y Ural Airlines – dijeron que no.

Otras cinco aerolíneas rusas, que tienen Superjets en sus flotas, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

IrAero, una aerolínea con sede Irkutsk (Rusia) que anteriormente había exigido una compensación a Sukhoi, citando el mal rendimiento técnico del Superjet, dijo a Reuters que había problemas para utilizar los aviones y que “los términos del contrato están lejos de ser los más ventajosos para los usuarios”.

Sukhoi dijo el año pasado que vendería 16 jets a los clientes. Sin embargo, no cumplió con ese objetivo y al final sólo entregó ocho aviones, cinco de los cuales fueron alquilados a Aeroflot.

Por Gleb Stolyarov – Reuters

Compartir: