Tragedia en Río Grande: Partes del fuselaje serán peritadas en Buenos Aires y en Estados Unidos

188
0
Compartir:

03/07/2022 LaOpinionAustral.com.ar (Santa Cruz) – Nota

Se trata de la aeronave que se estrelló en el aeropuerto de la ciudad fueguina. La jueza federal a cargo de la instrucción, María Ester Borruto, además adelantó que los cuerpos de las víctimas serán entregados a los familiares.

Una tragedia conmociona al país. Se trata del caso de un avión sanitario que se estrelló en el aeropuerto de  Río Grande , apenas segundos después de haber despegado y dejó como saldo a cuatro personas fallecidas.

La noticia pegó de cerca a  Santa Cruz  ya que una de las víctimas fatales fue  Diego Ciolfi, un médico exdirector del Hospital Zonal José Tardivo de Caleta Olivia y que fue despedido por autoridades comunales y provinciales tras conocerse su deceso.

Junto a Ciolfi, viajaban y murieron tres personas más: dos pilotos identificados como  Claudio Canelo y Héctor Vittore, además de una enfermera que trabajaba en la misma clínica que el exdirector del Hospital Zonal, llamada  Denis Torres García.

El hecho se registró en horas de la tarde del viernes. En la mañana, el avión había salido de  San Fernando , Buenos Aires, había hecho escala en  Comodoro Rivadavia , Chubut; dejaron en Río Grande a un bebé paciente de apenas cinco meses y, cuando estaban retornando al norte del país fue cuando ocurrió la tragedia.

Tal como lo informó  La Opinión Austral  y  www.laopinionaustral.com.ar , en registros fílmicos publicados durante el fin de semana, el avión Lear Jet35 de la empresa Flying América había alcanzado a elevarse algunos metros pero, por circunstancias que todavía son materia de investigación, cayó estrepitosamente contra el suelo.

El resultado fue fatal, el avión se destrozó al tocar el suelo y se transformó en una bola de fuego. Tras su caída terminó llevándose puesta una flamante  estación meteorológica  que había sido puesta en funciones apenas horas antes.

Tanto la  Junta de Seguridad de Transporte  como la Justicia Federal de Río Grande se encuentran investigando las circunstancias en las que el avión se estrelló y, durante la madrugada del sábado, además de remover los restos de las víctimas rescataron las cajas negras del avión que serán peritadas.

Tal como lo informó La Opinión Austral, el flap izquierdo de la aeronave se desprendió antes de la caída y éste habría sido el desencadenante, aunque resta una serie de diligencias con el fin de establecer, fehacientemente, las causas.
María Ester Borruto, jueza a cargo de la instrucción de la causa, indicó  que: «Fueron tremendas las imágenes que nos tocó ver. El avión sanitario accidentado el viernes cayó cerca de viviendas ocupadas por integrantes de la Armada Argentina».

Asimismo, fue cauta y adelantó que partes del fuselaje van a ser «enviadas a Buenos Aires algunas y otras a  Estados Unidos. Son actuaciones complejas y todo el trabajo demandará tiempo», adelantó la magistrada.

El sábado, la jueza indicó que «el sábado fue un día muy duro» porque debió reunirse con los familiares de las víctimas. «Esperamos que entre el lunes y el martes los restos sean entregados» a los seres queridos de quienes perdieron la vida.
Tanto la  Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), efectivos de la  Policía de Seguridad Aeroportuaria  y miembros de la  Policía Científica de Tierra del Fuego  continúan con las diligencias, supervisados por la Justicia Federal y la Junta de Seguridad de Transporte para determinar las causas.

Compartir: