La Aviación Civil Argentina en Estado de Emergencia

454
0
Compartir:

06/05/2020

La Aviación Civil Argentina se encuentra totalmente paralizada desde el 16 de marzo. Pilotos sin volar, aeronaves sin mantenimiento y Talleres Aeronáuticos cerrados. Más allá del impacto económico, la Seguridad Operacional está siendo seriamente afectada.

Así lo expresó el Consejo Asesor de Aviación Civil (CONAV) en una carta dirigida al Presidente de la Nación Argentina Alberto Fernández, al Ministro de Transporte Mario Meoni, a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) Lic. Paola Tamburelli y cursada con copia a la Oficina Sudamericana de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

La situación de extrema crisis que afecta a todos los actores de la Aviación General representados por la CONAV, no solo se extienden en el aspecto económico, sino que lesiona y deteriora los niveles de “Seguridad Operacional” alcanzados por la Aviación Civil hasta el momento de la declaración de la pandemia por el COVID-19.

Esta carta enviada por la CONAV al Presidente Alberto Fernández, no es la primera, ya se le había hecho llegar una el pasado 10 de abril. En ella se le solicitó contemplar a la actividad de vuelo de la Aviación General y de Instrucción de Vuelo, como actividades esenciales mientras continuara la medida de aislamiento social.

Desde el pasado 16 de marzo de 2020 la actividad de Aviación General, los Aeroclubes, Escuelas de Vuelo, Talleres Aeronáuticos de Reparación y la Aviación Ejecutiva se encuentran totalmente paralizadas. Los aviones que debían entrar en inspección anual, se encuentran vencidos y otros tantos con sus planes de mantenimiento interrumpidos.

Esta situación pone en jaque a la actividad aeronáutica civil del país, que por cierto, ya venía golpeada económicamente desde antes del COVID-19. Ahora, de no revertirse la inactividad total por las medidas de aislamiento social, será definitivamente el golpe de gracia para terminar de destruirla.

A modo de ejemplo: Entre Mecánicos, Técnicos e Ingenieros se están afectando más de 6.000 (seis mil) fuentes de trabajo, las cuales se emplean en talleres aeronáuticos de reparación en todo el país y que no pueden desarrollar su actividad en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio.

A pesar del silencio por parte del estado, la Sociedad Argentina de Aviación y la Cámara de Escuelas de Vuelopresentaron a la ANAC un protocolo sanitario para el desarrollo de la actividad, demostrando con ello no solo la gravedad de la situación sino también su voluntad de aportar soluciones.

Desde las entidades que forman el CONAV se han enviado numerosas solicitudes y peticiones a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) por diversos medios de comunicación, solicitando la urgente adopción de medidas al respecto, con un silencio total hasta la fecha como respuesta.

Por último, desde la CONAV expresaron que -cumpliendo los protocolos sanitarios de rigor- la Aviación Civil Argentina se puede volver a poner en marcha, como sucede en otros países, de lo contrario el daño en fuentes laborales e instituciones como los Aeroclubes será irreversible.

“Lesionar la Seguridad Operacional también pone en riesgo vidas”

Fuente: Hangarx.com.ar

Compartir: