Unite aterriza en España para presionar a IAG y avisa: “Iberia será la próxima”

270
0
Compartir:

PIDE LA INTERVENCIÓN DE ANTONIO VÁZQUEZ

El sindicato acusa a British Airways de querer «despedir y recontratar a más de 30.000 trabajadores» y advierte que Iberia podría usar la misma táctica

Un comité de Unite, sindicato que representa a la gran mayoría de trabajadores del sector de la aviación en Reino Unido, ha aterrizado en España para trasladar sus reivindicaciones al presidente de IAG, Antonio Vázquez. Su propósito es presionar para que el holding intervenga para poner fin a la crisis surgida en British Airways (British Airways opta por dar el finiquito a 350 pilotos).

Según el sindicato, la dirección de la aerolínea británica, propiedad de IAG, “está llevando a cabo un ataque sin precedentes contra su propia plantilla”. “Además de despedir a miles de personas, quiere despedir y recontratar a más de 30.000 trabajadores y aplicar recortes a sus salarios y condiciones”, con rebajas “de más del 70%”, asegura.

Unite denuncia que hace una semana British Airways “echó más leña al fuego al comunicar individualmente a miles de trabajadores y trabajadoras que iban a ser despedidos y recontratados”. “Políticos británicos de todo el arco parlamentario han expresado que la compañía aérea es una desgracia nacional”, afirma.

En un intento por recabar apoyos en España, el sindicato alerta que “Iberia será la próxima”. Argumenta al respecto que su CEO, Luis Gallego, “anunció recientemente que también habrá ajustes”. “IAG también es propietaria de Iberia, por lo que si la gerencia de British Airways logra su cometido de despedir y recontratar en Reino Unido, las mismas tácticas podrían ser usadas para atacar a los trabajadores españoles en el futuro”, prosigue.

La directora ejecutiva de Unite, Sharon Graham, explica que “estamos en España para exigir que IAG se implique en esta crisis. Vázquez tiene el poder de intervenir y negociar un acuerdo razonable antes de que esta disputa se vaya de las manos”.

Graham se muestra convencida de que “tenemos que hacer de muro de contención” ya que “si permitimos este comportamiento de la vergüenza, otras compañías sin escrúpulos harán lo mismo”. “No permitamos que Vázquez se haga ilusiones. Si permite que la dirección de British Airways lleve a cabo este ataque sin precedentes habrá consecuencias serias y permanentes para su compañía. No podemos quedarnos de brazos cruzados y ver cómo se pisotean los derechos de los trabajadores”, concluye.

Fuente: preferente.com

Compartir: