Vuelos con 5G: el precio de enviar un WhatsApp aleja su implantación

433
0
Compartir:

HAY DUDAS SOBRE SU LLEGADA A LA AVIACIÓN

Expertos desvelan que el gasto extra que supondría para los viajeros podría frenar la rapidez de su implantación a bordo
«Va a haber retardo y ecos en las llamadas y también en la recepción de datos para navegar»

Actualizado 15 diciembre, 2022 || Por R. P.
El elevado precio de los servicios de Internet en los aviones parece que retrasará la implantación de las redes 5G. A día de hoy, los clientes deben pagar un extra por utilizar algunas funciones online de sus dispositivos que no termina de convencer a los expertos.

Según cuenta El Confidencial, por enviar mensajes de WhatsApp a bordo durante una hora debes pagar 3,5 euros. En el caso de usar el mail, o ver series, la tarifa asciende hasta los 6 euros, mientras que para servicios de cuatro horas crece hasta los 13,5 euros.

Esto podría suponer un freno en la llegada de la red de alta velocidad. El catedrático de telecomunicaciones de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Jorge Pérez, ha señalado que «esto está aún muy verde. El usuario lo que quiere es que al subirse al avión le funcione el móvil exactamente igual que en tierra, sin pagar nada extra».

De igual manera, detecta que, inicialmente, podrían producirse numerosas deficiencias en el servicio. «Si eso lo haces con picoceldas, la calidad no va a ser ideal. Los satélites geoestacionarios están a 36.000 kilómetros de altura, así que va a haber retardo y ecos en las llamadas y también en la recepción de datos para navegar. Es decir, todas las ventajas del 5G relacionadas con la baja latencia se van a perder».

Además, habría que seguir teniendo en cuenta el posible impacto en la seguridad de las aeronaves. El principal problema, aún sin solución, es la afección en los altímetros de los aviones. Son aparatos que sirven para saber la altura en la que están las aeronaves y funcionan con señales de radio. Hay incontables equipos de un avión que están vinculados a la información de los altímetros. Si estos no dan información correcta, el problema puede ser muy serio.

Pese a estas trabas, Bruselas mantiene el empeño por su implantación lo antes posible. «El cielo ya no es el límite», destacaba recientemente el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, añadiendo que «el 5G permitirá servicios innovadores para las personas y oportunidades de crecimiento para las empresas europeas».

Su intención es quizá demasiado ambiciosa. Pretende abandonar el uso del tradicional modo avión y que los pasajeros a bordo de vuelos en la UE puedan utilizar sus teléfonos móviles al máximo de su capacidad y características, al igual que con una red móvil 5G en tierra.

Pero, según el citado medio, la realidad será muy diferente, al menos durante los próximos dos o tres años. Para el director mundial de arquitectura de red de Vodafone y especialista en 5G, Yago Tenorio, «la clave aquí es conseguir meter la señal 5G con un ancho de banda importante dentro del avión. Nosotros estamos probando con los satélites de AST y el coste es muy inferior a la arquitectura de picoceldas. Aún tienen que bajar mucho más para que el servicio sea viable, pero con toda la oleada de satélites low cost de baja órbita, en cualquier momento esto se puede convertir en un negocio viable, pero no será el año que viene ni dentro de dos».

Compartir: