2022, una año con nuevos desafíos para FAdeA

227
0
Compartir:

Con el inicio de un nuevo año, la Fábrica Argentina de Aviones “Brigadier San Martín” mantiene renovadas expectativas gracias a la aprobación de una serie de contratos plurianuales, herramienta esencial dentro de la industria de la aviación militar que permite proporcionar previsibilidad y una proyección a corto/mediano plazo. Como hacemos a inicio de todos los años, Zona Militar tuvo nuevamente la posibilidad de visitar FAdeA y de entrevistar a su presidente, Mirta Iriondo

La titular de FAdeA nos brindó un panorama general de la actual situación de la fábrica así como la proyección esperada para 2022, la cual no solo incluye diversos hitos de los acuerdos contractuales vigentes sino que se espera que los trabajos se puedan expandir en diversas áreas tales como producción en serie de paracaídas y el desarrollo y construcción de vehículos aéreo no tripulados.

Haciendo un repaso de lo acontecido durante 2021 e inicios de 2022, la Dra Iriondo hizo hincapié en la constante incidencia que tuvo el COVID, la cual se sigue presentando como un gran desafío en lo que hace a la disponibilidad de los recursos humanos. Otro de los grandes retos que se tuvo que sortear fue el de lidiar con los extensos tiempos burocráticos a la hora de alcanzar la aprobación de los contratos plurianuales, los cuales requieren un esfuerzo y coordinación de las diversas agencias y organismos del estado a la hora de obtener la luz verde.

Esto último se vio reflejado durante 2021, ya que de los contratos previstos para el período, solo los correspondientes a IA-63 Pampa III y modernización de C-130 Hércules serían aprobados en el primer semestre, mientras que los restantes recién recibirían la luz verde en los últimos meses del año. Iriondo expresó que pese a esta demora, “…se puede adelantar producción, pero no se puede comprar todo material y trabajar con proveedores…” Sin embargo, la titular de FAdeA destacó la importancia de haber avanzado positivamente en los contratos plurianuales ya que “…es fundamental para nuestro cliente principal, Fuerza Aérea Argentina y también para la Armada y Ejército… Se pudo comprender la necesidad (y los beneficios) de planes plurianuales…”

Iriondo también agregó que una de las razones de las demoras radica en un nuevo formato de trabajo y exigencia formales establecidas por el gobierno nacional respecto a los planes de inversiones de las Fuerzas Armadas, los cuales estén deben estar linkeados a emisión orden de compra y pagos a la vez que las FFAA tienen que estar al día y, por último, que esos PNIP deben contar con la aprobación del Ministerio de Defensa y la Jefatura de Gabinete de Ministros.

Iriondo destacó que los contratos plurianuales, además de brindar la previsibilidad mencionada, también juegan un rol relevante en este proceso burocrático ya que, a diferencia de los contratos anuales, solo deberán atravesar por este proceso burocrático uno sola vez, hasta el plazo de su vigencia. Sin embargo, la demora incurrida en los contratos vigentes ha incidido en el cumplimiento de los hitos inicialmente previstos, con una lógica dilación en los cronogramas de los distintos proyectos en curso.

Otro de los obstáculos para 2022 es la falta de un presupuesto, por lo que se deberá recurrir al presupuesto reconducido (presupuesto 2021), con todas las incidencias que esto tiene en cuanto a disponibilidad de recursos ya que los mismos se ven afectados por inflación, variación de cotización de divisas, entre otros factores. En ese sentido, la Dra Iriondo expresó que se espera un arreglo o que la situación (llegado el caso) sea resuelta con otras herramientas a disposición del Ejecutivo nacional “…Por el momento se trabajará con reconducido…”

La falta de presupuesto ha incidido directamente en FAdeA, ya que el Ministerio de Defensa no ha podido migrar todos los contratos vigentes. Por ahora, solo se pudo con IA-63 Pampa, modernización de C-130 Hércules y finalización de P-3B Orión, quedando a la espera de asignación de recursos los contratos por la PDM del KC-130 TC-69, modernización del Hércules TC-100, Pucará Fénix e IA-100. En este último caso, hay expectativas que se logre migrar o sea alcanzado por cambios en asignaciones de partidas presupuestarias.

“…Hay una situación compleja que MinDef busca solucionar en segundo trimestre…” aclaró Iriondo, ya que la incidencia no solo es en las líneas de producción sino que también afecta a FAdeA en lo que hace a sus recursos humanos ya que se tienen que abordar cuestiones salariales. Pese a que “…es una situación ajena a FAdeA pero que puede tener incidencia…”, desde la fábrica se espera que el Ministerio brinde una solución a inicios del primer trimestre

Expectativas para el 2022

Pese a un panorama con ciertas complejidades, FAdeA ha logrado avanzar y espera concretar diversos hitos a lo largo de 2022. Entre los más destacables a corto plazo se encuentra IA-63 Pampa III (entrega del AR-005/1034) y Hércules (finalización del C-130H TC-64), temas que abordaremos en notas individuales en los próximos días.

Sin embargo, la expectativa también está puesta en otros contratos y proyectos con posibilidad de obtener luz verde y de avanzar durante el año en curso. Entre ellos se encuentran:

Modernización de los T-34C Turbo Mentor de la Armada Argentina, proyecto que ya lleva varios años en carpeta y que está a la espera de aprobación

Producción en serie de paracaídas principal MC1-1D (designado por FAdeA AE640D) y paracaídas de reserva T10R-MIRPS (AE622 MIRPS). Esta iniciativa partió con la idea de aprovechar la capacidad instalada que FAdeA dispone en su Sección Paracaídas, para lo cual se trabajó con el Ejército y el Estado Mayor Conjunto a los fines de evaluar las necesidades.

Vehículo Aéreo no Tripulado para el Ejército Argentino. Proyecto que es conducido por el Ministerio de Defensa y sobre el cual ya se avanzó en un contrato limitado, solo para la producción de un prototipo.

Trabajos de estudios y planificación para encarar el desarrollo y fabricación de un simulador de helicóptero AB-206B1 para la Aviación de Ejército. Este proyecto avanzará una vez que se logre finalizar el simulador del IA-63 Pampa.

Trabajos iniciales para el desarrollo de un Vehículo Aéreo no Tripulado Clase 2 para la Fuerza Aérea Argentina. Proyecto en el cual se trabaja con INVAP y que aún se encuentra en etapa iniciales.

Fuente: zona-militar.com

Compartir: