Actualización argentina de un Hawker Beechjet

64
0
Compartir:

Una firma nacional instaló una suite de aviónica G5000.

Redimec, una empresa líder del mercado de modernización de aeronaves en el país, llevó adelante un proyecto que constituye un hito para la industria local. Se trata de la instalación completa de una suite de aviónica G5000 de Garmin en una aeronave Hawker Beechjet 400A, perteneciente a un operador privado, a la que se le realizó un upgrade conforme al STC (certificado de tipo suplementario es una modificación o reparación).

El G5000 es uno de los sistemas más sofisticados y potentes de la empresa Garmin y es la primera vez que se instala en la Argentina.

Si bien el sistema le agrega valor y ductilidad a la aeronave, tal vez lo más importante sea que le aumenta la vida útil y la confiabilidad. El G5000 no sólo ofrece las capacidades de navegación más avanzadas, sino que permite una operación más eficiente, a la vez que cumple con los nuevos requerimientos globales para ADS-B.

Con esta actualización se pueden eliminar 150 libras (68 kg) o más de hardware y cableado. Eso es suficiente para llevar a una persona más a bordo, más equipaje o más combustible.

 

El Garmin G5000 está diseñado para reducir la carga de trabajo, mejorar la conciencia situacional y brindar a la tripulación herramientas para mejorar la seguridad y la eficiencia en cada vuelo. La pantalla divisible de los equipos ofrece la posibilidad de desplegar más cantidad de información al mismo momento, mostrando el rendimiento de la aeronave, la navegación, el clima, el terreno y la información del tránsito de manera accesible y confiable.

Consultado Fabián Oyarbide, CEO de Redimec, expresó: “Estamos integrando la gama más alta de productos Garmin lo que demuestra la confianza que Garmin tiene en nuestro trabajo. Antes, la instalación de esta tecnología sólo era realizada por el fabricante, pero con este proyecto se abrió una puerta para la modificación integral de aviones corporativos y ejecutivos de alta gama para que puedan cumplir con todos los requerimientos de espacios aéreos controlados como los de Estados Unidos y de Europa”.

El cockpit del Hawker Beechjet 400A con el nuevo Garmin G5000. Foto: Redimec S.A.

Este proyecto constituye un paso adelante en la trayectoria de Redimec en este campo. La empresa de tradición aeronáutica viene desarrollando destacados trabajos de actualizaciones en la aviación como la modernización de un Hawker 800XP que recibió un upgrade de aviónica con el sistema Insight del fabricante Universal Avionics y una actualización completa de software de manera remota que para el fabricante fue un procedimiento sin precedentes.

En el mismo sentido, esta empresa con modernísimas instalaciones centrales en Tandil y sucursales en otros puntos aeronáuticos argentinos, viene implementando muchas actualizaciones con la línea de aviónica Garmin, como por ejemplo la modernización de helicópteros UH-1H del Ejército Argentino con Dual G500H Txi, ocho unidades de la flota de AB-206 de la misma fuerza que recibieron el sistema G500H Txi; el recientemente renovado Piper Cheyenne II perteneciente a un operador privado al que se le instaló un sistema G600Txi, los Cessna de la Fuerza Aérea que recibieron suits de Garmin G500, entre otros proyectos certificados por la empresa. Como última novedad, Redimec fue adjudicada con el proyecto de modernización de los EMB-312 Tucano de Fuerza Aérea, que también recibirán equipamiento Garmin.

Esta trayectoria de trabajo no ha pasado desapercibida ante los ojos de la reconocida Garmin que en 2021 volvió a premiar (por 5ta. vez) a Redimec con el “Garmin Bronze Award 2020”  por su “sobresaliente performance en ventas como parte de la red de distribuidores de aviónica de Garmin International” y su “calidad de compromiso y servicio”.

El desafío del G5000

Si bien la experiencia indicaba que la empresa tandilense contaba con capacidad para llevarlo adelante, Redimec presentó este proyecto en sus redes sociales como un desafío. De acuerdo a miembros del equipo de la empresa, la actualización del Beechjet 4000A resulta un salto de nivel para la organización debido a la envergadura del reto que se enfrentaba.

El Garmin G5000 es una suite de aviónica de alta complejidad que integra toda la instrumentación del motor, lo que requirió una remoción de casi el 100% de los componentes de a bordo, incluyendo el piloto automático. Por ende la reconstrucción de todos los sistemas también representó un caudal de trabajo minucioso y extenso. Como nota de color, según relataron los técnicos, para el armado de los arneses de cables necesitaron construir una mesa en forma de U de 10 metros de largo y 4 de ancho y otra de 20 m2, utilizando casi 3 km de cable divididos en 1.300 tramos de distinta longitud y calibre, todos debidamente identificados, con terminaciones y conectores, lo cual da una dimensión de lo realizado.

Otro factor que convirtió a este proyecto en un importante desafío, según el testimonio de quienes estuvieron en la primera línea del trabajo, fue la organización de la logística para que todos los componentes confluyeran en tiempo y forma, para la instalación. Además de los componentes principales “se requirieron más de 400 ítems de obtención en el mercado, que en la actualidad está muy complicado por la caída de stocks durante la pandemia y la obtención de componentes para hacer modificaciones se convirtió en una tarea compleja cuando antes una compra de este tipo se resolvía con un llamado telefónico”. Según los cálculos del equipo, la mitad del tiempo de la modificación, que llevó unos seis meses, fue insumido por la logística de adquisición de componentes y de fabricación de elementos externos que luego fueron instalados en la aeronave.

Por último, y no por eso menos importante, otro punto señalado por los representantes de la empresa, es la disponibilidad del equipo de trabajo para el proyecto: “hemos tenido un 20% de la organización comprometido con este proyecto durante al menos 6 meses”.

En la tarde del jueves 3 de febrero la aeronave llevó a cabo su vuelo de prueba de manera exitosa. Al respecto, el titular de Redimec, Fabián Oyarbide expresó: “Es la modificación más sofisticada que hemos realizado hasta el momento. Esto fue un ‘laburo’ en equipo gigantesco. Es un orgullo.”

Fuente: aeromarket.com.ar

Compartir: