Aerolíneas bajó sus pérdidas por los vuelos internacionales

84
0
Compartir:

11/08/2023 Clarín – Nota – El País – Pag. 21

LAS REDUJO 61%

Luis Ceriotto

Aerolíneas Argentinas informó que su balance semestral arrojó una pérdida de 48 millones de dólares, lo cual representa una disminución significativa de 61% contra las pérdidas registradas por la empresa estatal en el mismo período de 2022. Según la línea aérea que es manejada políticamente por La Cámpora, los fondos requeridos para compensar las pérdidas del primer semestre fueron imputados al Presupuesto 2022 y no al de este año.

El motivo, según la compañía, es que durante el año pasado ejecutaron 70% de los fondos que les había asignado el Congreso para cubrir las pérdidas. «El balance, aprobado en el día de hoy (jueves) por el Directorio de la compañía y auditado por la consultora internacional KPMG, dio un resultado negativo de 48 millones de dólares», dice el comunicado de la empresa que preside Pablo Ceriani.

El año pasado Aerolíneas había perdido el equivalente a 353 millones de dólares, con lo cual el resultado del primer semestre de 2023 muestra una importante reducción en el déficit de la compañía, que desde su estatización en 2008 demandó del Estado subsidios por el equivalente a más de 7.000 millones de dólares.

«Hoy tenemos una empresa con niveles mínimos históricos de pérdidas, que vuela a nuevos destinos, con nuevas rutas federales, con más aviones y con récords de pasajeros», dijo Ceriani.

En lo que va del año, la línea aérea incorporó cinco aeronaves en leasing (alquiler con opción a compra), con lo cual la flota actual es de 81 aviones (con el avión número 82 en proceso de incorporación) y poco más de 12.000 empleados (una proporción de casi 150 empleados por avión).

En la primera mitad del año fueron transportados poco menos de 8 millones de pasajeros, con lo cual la empresa se encamina a superar el récord de 13 millones de pasajeros transportados durante 2019. Pero el dato clave es que, tras la pandemia y la reanudación de los vuelos, en Aerolíneas paró la sangría de recursos en los vuelos internacionales.

Compartir: